Buscar:

Por Lic. Francisco Scolaro

En defensa de Moliné O´Connor

Desde muy chico aprendí que el Poder Judicial, en su máxima instancia, es ejercido por una Corte Suprema de Justicia. También aprendí que el presidente de la Nación no puede ejercer funciones judiciales en ningún caso, ni arrogarse el conocimiento de causas pendientes en aquel ámbito, o restablecer las fenecidas.

Desde muy chico aprendí que el Poder Judicial, en su máxima instancia, es ejercido por una Corte Suprema de Justicia. También aprendí que el presidente de la Nación no puede ejercer funciones judiciales en ningún caso, ni arrogarse el conocimiento de causas pendientes en aquel ámbito, o restablecer las fenecidas.

Por otra parte, al actualmente jaqueado ministro de la Corte, Eduardo Moliné O´Connor no lo conozco, ni siento por él particular simpatía ni antipatía. Simplemente, lo respeto por su investidura.

Sin embargo, hoy observo que otro poder del Estado, el Legislativo, ha decidido juzgarlo, y eventualmente destituirlo, a instancias del Poder Ejecutivo. De paso, observo que la esposa del presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, no ha tenido el coraje cívico de excusarse, en su condición de senadora de la Nación, en el juicio que se le ha iniciado a Moliné, a instancias de su esposo.

Hoy muchos se rasgan las vestiduras respecto de la existencia de una supuesta "mayoría automática" en la Corte Suprema, años atrás. Si ello hubiera sido así, obviamente eso implica que Moliné O´Connor nunca decidió por sí solo en las cuestiones sometidas a su análisis.

La actual embestida del Poder Ejecutivo contra el Poder judicial es peligrosa: a poco que se examine la cuestión, cualquiera podría sospechar que está en el Poder Ejecutivo la intención de obtener en algún momento la suma del poder público, en la compañía de los acólitos de turno.

En estos días, ignotos diputados, hijos de una sábana electoral, con alguna excepción se erigen a su vez en jueces de la Nación.

De ahí que le sugiero al Dr. Moliné O´Connor que no renuncie a su cargo, que no incurra en el mismo error de quien hasta hace poco fue su par en la Corte, Julio Nazareno. Si se declara vencido, Dios y la Patria, como dice la fórmula del juramento de rigor, se lo demandarán en su momento.

Lic. Francisco Scolaro
DNI 4.702.585


(Se ha leido 321 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Las cartas al director deben ser enviadas a Rojas 237, firmadas por el autor y acompañadas de fotocopia de DNI.
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017