Buscar:

A un día del estreno, "Los Simpsons", en boca de todos

La popular serie llegará a los cines mañana con su típica impronta en el humor ácido y su incorrección política. Hay expectativa entre adultos y chicos que quieren ver a los personajes animados más famosos en la pantalla grande
"Los Simpsons. La película" llegará mañana a los cines, en la primera incursión filmica de la serie, que con su humor ácido y su incorrección política ha marcado a un par de generaciones de ciudadanos del mundo.

En un año de competencia feroz, "Los Simpsons", en su primera incursión en la pantalla grande, vinieron a reclamar su lugar al "Hombre Araña" y a "Harry Potter".

En la cinta, James L. Brooks y Matt Groening incursionan de la mano de Homero y toda su familia en un retrato mordaz e hilarante de la vida de la clase media baja blanca estadounidense, pero además, y siempre desde un punto de vista políticamente incorrecto, se involucran en temas ecológicos.

Con su estirpe de pato criollo, Homero pone a su familia y a todo Springfield en riesgo, provocando una catástrofe ecológica de proporciones en el lago de la ciudad.

El episodio afecta a toda la ciudad, pero mortifica en especial a su hija Lisa, que se ha enamorado de un joven con inquietudes artísticas e intelectuales como ella.

Mientras que Bart toma distancia de su padre, cansado de su desaprensión y sus actitudes infantiles y se relaciona con el bucólico Ned Flanders.

La decisión de Homero de adoptar un chanchito como mascota provoca el enojo de Marge que debe andar recorriendo la casa para limpiar la mugre que deja la nueva invención de su marido.

En uno de los tantos enojos de Marge, Homero arruina el lago de Springfield, poniendo a la ciudad al tope de las urbes más contaminadas del mundo.

Ante semejante cuadro, un gobierno estadounidense a cargo de Arnold Schwarzenegger toma, al voleo, la decisión de aislar a la ciudad dentro de un domo.

El pueblo estalla y cuando se descubre que Homero es el culpable, la familia Simpson es víctima del primer cacerolazo dibujado para el cine y la TV mundial.

Para "Los Simpson" la salvación llega de mano de la bebé Maggie, aunque Marge obliga a toda la familia a volver para salvar a Springfield, dejando a Homero solo en Alaska.

A lo largo de los 87 minutos que dura el filme, desfilan la torpeza de Homero y las andanzas de Bart, sumados a un arsenal de gags hacen de esta cinta un entretenimiento imperdible.

Pero fieles a su origen, Groening y Brooks se meten con la vida cotidiana de los estadounidenses y con su política, ridiculizando al gobierno y a la participación en ella de figuras escasamente preparadas como Schwarzenger.

En el filme, el mandatario decide por azar cubrir a Springfield con un domo de cristal que le vende el funcionario a cargo del área de Medio Ambiente.

El funcionario es cuestión es además el dueño de la empresa que fabrica los domos, lo que inmediatamente relaciona al asunto con el escándalo Enron.

El conglomerado energético Enron estalló a principios del primer gobierno de George W. Bush, involucrando al presidente, a su vice Dick Cheney y a otros funcionarios.

El escándalo termino con algún empresario preso, miles de estafados por la venta de acciones de una empresa en quiebra, y la sensación en la opinión pública de que Bush y su equipo habían manipulado a la justicia para evitar otro Watergate.

A lo largo de seis años de gobierno, "Los Simpson" y sus aliados de South Park, se han convertido en ácidos críticos de la gestión ultraconservadora de Bush.

La campaña llegó a un punto tal que Bush dijo que los estadounidenses debían parecerse a los Walton o los Ingalls, pero para lamento de los grupos ultraconservadores, los yanquis se asemejan más a "Los Simpson" o a lo que el mundo puede apreciar en sus incursiones en Irak o Afganistán.

Como un karma para los líderes religiosos ultracristianos, Brooks y Groening prometen que a 18 años de su inicio la tira parece no tener fin ya que los autores aseguran tener miles de ideas para seguir adelante.

Además y con el descubrimiento de la voz de Maggie, tal vez se venga una secuela fílmica que en un futuro definirá la dupla Groening-Brooks.

La película estuvo dirigida por David Silverman, el guión corrió por cuenta de James L. Brooks, Matt Groening, Al Jean, Ian Maxtone-Graham, George Meyer, David Mirkin, Mike Reiss, Mike Scully, Matt Selman, John Swartzwelder y Jon Vitti.

(Se ha leido 1463 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017