Buscar:

Oninión por Nora Ciapponi (especial para ARGENPRESS.info)

A más de dos meses sin Jorge López, se acrecienta la impunidad

Miguel Etchecolatz sigue contando, evidentemente, con “amigos”, aquellos que de manera cada vez más pública y amenazante reivindican la participación en una mentirosa guerra que dicen, “ganamos con las armas pero que políticamente vamos perdiendo” (como gritó Etchecolatz cuando fue condenado a prisión perpetua), a la par de intentar dar lástima “...Soy un anciano enfermo, sin dinero y sin poder”...

¿Se quedaron sin poder y sin dinero? Creemos que no. Y la mejor demostración es que el compañero Jorge López no aparece ni vivo ni muerto, y más grave, los organismos gubernamentales se han mostrado incapaces para encontrar siquiera alguna pista que permita una profunda investigación y ejemplar castigo.

Así, la impunidad que tiene sus raíces en el terrorismo de estado y que sigue tan vivo como arraigado en las fuerzas armadas y de seguridad a través de diversas mafias (sostenidas en el tiempo por impenetrables códigos de sangre y delito), siguen contando con capacidad para resistir cualquier simple purga o intento de reestructuración institucional. Por eso no queda otra que una decidida acción política, destinada a remover y desmantelar de raíz, todo. Desde las instituciones, hombres, metodologías, códigos y prácticas que se instalaron en la época del terrorismo de estado, hasta las que luego amparadas en las instituciones de la democracia, fueron tejiendo nuevos entramados mafiosos con intendentes, barrabravas y políticos de todo pelaje. No casualmente es que llegamos a “conocer” que el ex Ministro del Interior (Alvarez) cumplió funciones en la SIDE durante la dictadura, cuando otro político -seguramente con mucho poder y entrada a los archivos- decidió bajarle mafiosamente el pulgar. Pero cuando los ajustes de cuentas no resultan imprescindibles entre ellos, un pacto de silencio los envuelve y cobija a todos...

López -sin lugar a dudas- fue secuestrado

Pero lo que resulta inaceptable es que el gobierno y los organismos de derechos humanos que lo acompañan (también la justicia) , continúen con la política de confundir o minimizar los hechos, hablando y actuando como si el compañero López se hubiera extraviado. Y provocativamente aparecen las llaves como mensaje mafioso para desmentir la leyenda del extravío del compañero, mofándose de esta manera de una sociedad que durante décadas repudió el genocidio como reclamó activamente el juicio y castigo para los culpables. De esta manera, minimizando y confundiendo los hechos se desarma como deja en estado de impotencia a toda la sociedad, terreno que sin dudas, sigue favoreciendo a los genocidas. �¡Como si este grave problema pudiera o debiera quedar sólo en manos del gobierno!, o no fuera urgente e imprescindible, una única respuesta nacional capaz de ganar las calles y las plazas de todos los barrios y provincias, la única vía que puede permitir encontrar las cuevas de poder e impunidad que detentan los asesinos y sus cómplices. De esta manera se impide que el pueblo pueda constituir un poderoso movimiento que sostenga una enérgica acción destinada a desmantelar el aparato represivo y de seguridad... Una tarea pendiente e imprescindible que no quiso asumir ningún gobierno democrático. Tampoco hoy el de Kirchner.

¿Sólo un relámpago en cielo estrellado?

A las amenazas a jueces y testigos de distintos lugares del país; a las golpizas propinadas a un familiar de una ex desaparecida, o el secuestro intimidatorio sufrido por un militante de hijos, (hechos perpetrados a posteriori de la desaparición de López), hay que agregarle otra serie de actividades de mayor resonancia política que desde hace algunos meses y provocativamente, vienen realizando quienes reivindican el genocidio. Nos referimos al acto que realizaron Argentinos por la Memoria Completa el último 5 de Octubre en Plaza San Martín y que convocó a varios miles de personas. Allí no sólo se volvió a reivindicar el papel jugado por las FF.AA. durante el proceso militar, sino que se lanzaron propuestas como el reclamo del cese de los juicios y una completa amnistía. De esta manera y escudándose tras los familiares de los muertos, se atrevieron a hacer aparición pública centenares de ex genocidas, apoyados por un sector que aunque minoritario de la sociedad, se compromete de manera activa con los organizadores del acto y sus propuestas.

A estas manifestaciones hay que sumar la edición de libros que se presentan en ciudades y librerías del país; la confección de página web; la asistencia a programas como el de Mauro Viale o Mariano Grondona; la realización de actos, uno de ellos en el Círculo Militar el día 20/6/06, mientras la Ministra de Defensa llamaba a no sobredimensionarlo...

Evidentemente, los represores y quienes los acompañan, han tomado la decisión de pasar a la ofensiva, con el objetivo de acrecentar bases de sustento social y política, amenazando al gobierno y a la sociedad toda. Por eso el contenido de la frase de Etchecolatz ““ganamos con las armas pero políticamente vamos perdiendo”, pretende hoy ser revertido. ¿Los dejaremos fortalecerse y seguir actuando en nombre de supuestos derechos democráticos? Porque resulta evidente que con argumentos similares a éste vienen entrando a los medios de difusión, consiguen permisos oficiales en plazas, editan sus libros y páginas web...

No esperar, irlos a buscar

Movilizarnos unidos para redoblar esfuerzos que permitan esclarecer el secuestro del compañero López y castigar a los culpables es parte indisoluble de otras tareas que tenemos por delante, como son:

Garantizar que los juicios se concreten a lo largo y ancho de todo el país para que los represores queden en las cárceles.

Rodear a los testigos y amenazados con el mayor apoyo popular, organizando su custodia y acompañamiento.

Recuperar y extender masivamente el repudio y aislamiento social para quienes asesinaron y torturaron, o siguen reivindicando el genocidio.

�¡Rechazar activamente la ocupación de espacios públicos y de plazas para sus actos!

�¡Ninguna página web, ni librerías que ofrezcan sus títulos!

�¡Ningún espacio de T.V., radio, diario o revista para los genocidas y su propaganda de tortura y muerte!

(Se ha leido 99 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017