Buscar:

Peregrinación

Bergoglio exhortó a los argentinos a no dejar de estar de pie

Buenos Aires, 6 de octubre (Télam).- Ante una multitud de jóvenes provenientes de todo el país, el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio, exhortó hoy al pueblo argentino a "no dejar de estar de pie" y aseguró que la Virgen de Luján "nos cuida en momentos de nuestra cruz" como sociedad.
Buenos Aires, 6 de octubre (Télam).- Ante una multitud de jóvenes provenientes de todo el país, el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio, exhortó hoy al pueblo argentino a "no dejar de estar de pie" y aseguró que la Virgen de Luján "nos cuida en momentos de nuestra cruz" como sociedad.
"La Virgen está aquí para recibirnos y cuidarnos como a Jesús en momentos de nuestra cruz como pueblo", afirmó Bergoglio al presidir la misa de cierre de la 28 peregrinación juvenil a Luján.
En su homilía el cardenal afirmó: "Madre, necesitamos hoy y siempre que nos abraces fuerte porque no queremos dejar de estar de pie", al recordar el lema de este año: "Madre, abrázanos fuerte, queremos estar de pie".
La misa de cierre se celebró en la plaza de Luján en un altar montado de espaldas a la basílica, sobre el cual se ubicó la imagen cabecera que partió ayer del santuario de San Cayetano en Liniers.
La celebración fue concelebrada por monseñor Rubén Di Monte, monseñor Fernando Bargalló y el obispo auxiliar de Buenos Aires monseñor Jorge Lozano.
En el momento de las ofrendas, se acercaron al altar una bandera argentina, que rodeó la imagen de la Virgen en el interior de la basílica durante toda la noche, alimentos donados por los peregrinos e intenciones de los presos de la cárcel de Devoto.
"En este tiempo, la Virgen nos ayuda, nos anima y nos consuela. Desde hace 372 años está aquí para recibirnos", dijo Bergoglio al recordar el milagro de Luján.
"Vinimos hasta aquí para dejarnos cuidar por la Virgen, por eso caminamos y nos esforzamos -agregó el cardenal-. No es en vano el camino recorrido ante esta presencia".
En otro tramo de su mensaje señaló que "el abrazo de la madre nos hace caer en la cuenta que no estamos solos, de las necesidades de cada uno y de que somos solidarios".
La plaza de Luján estuvo colmada de jóvenes llegados de distintos grupos parroquiales de diversas partes del país, que portaban pancartas y banderas argentinas.
Los sacerdotes de la basílica dispusieron este año un nuevo sistema de recepción de los peregrinos por medio del cual se retiraron todos los bancos del interior del templo y se bajó la imagen de la Virgen del camarín para colocarla frente al altar para que estuviera más cerca de los peregrinos.
En el interior del templo había decenas de sacerdotes y seminaristas que confesaban a los jóvenes e impartían bendiciones, así como en las puertas de ingreso al templo donde alentaban a los peregrinos en los últimos tramos de la marcha.
Unos cinco mil voluntarios trabajaron durante todo el fin de semana en un operativo que incluyó la asistencia sanitaria en 62 puestos colocados a lo largo de la ruta que atendieron gratuitamente a los peregrinos.
La primera peregrinación juvenil a Luján se realizó en octubre de 1975 cuando un grupo de jóvenes guiados por un sacerdote decidió marchar hacia el santuario, dando inicio a uno de los acontecimientos de religiosidad popular más importantes del país que convoca a millones de peregrinos. (Télam)


(Se ha leido 93 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017