Buscar:

Soda dio una fiesta para más de 50 mil venezolanos

Se trató de otra escala de "Me verás volver", el tour con el que el trío argentino regresó a escena. Aunque fue un recital similar a los brindados en otras capitales de la región y en Buenos Aires misma, para ellos fue un encuentro único.
Por enviado especial, Ariel Bargach

"Gracias por el amor, gracias por esperarnos. ¿Tardamos mucho?", preguntó Gustavo Cerati ya pasada la medianoche de Caracas, y las 50 mil personas que habían celebrado cada uno de sus comentarios y cada una de sus invitaciones estallaron otra vez, para darle el final merecido a la fiesta que representó la actuación de anoche Soda Stéreo en Caracas.

Se trató de otra escala del tour "Me verás volver" con el que el trío argentino regreso a escena tras una década y salió a América Latina.

Aunque se trató de un recital muy similar a los brindados en otras capitales de la región y en Buenos Aires misma, para los venezolanos fue un encuentro único.

"Es que estamos todos. Yo los escuchaba de joven y me hice fana, y mi esposa también. Y desde chiquitos los escuchan ellos, así que disfrutaron como nosotros", explicó a Télam un semicalvo Yoel, esposa e hijos a su lado.

Cuarentones, treintañeros, veinteañeros y adolescentes, más algunos niños, conformaron un público que acordó casi toda la noche unificar gritos, aplausos, alaridos, palmas y coros.

Las tres horas de show tuvieron mucho de familiar y bastante de política, porque en cada mínimo silencio surgía de la multitud el grito repetido de "No, no", en un llamado a rechazar en el referendo del domingo la reforma constitucional impulsada por el presidente Hugo Chávez.

Al "hola Venezuela" que Cerati soltó apenas subió al escenario, le siguió una invitación a jugar "Juegos de seducción", y apenas dos temas después el líder de la banda se hizo cargo de los gritos: "Qué día hoy, Caracas.No sólo Buenos Aires es la ciudad de la furia", afirmó, en referencia a que las calles de la capital estuvieron marcadas por la concentración de los partidarios del No.

Después, Cerati pareció cansarse de tanto canto politizado, y pidió: "Basta de ’bulshit’ política.

Nos vamos de pic-nic" para seguirlo con el obvio "Pic nic en el 4to. B", bailado con frenesí por la masa, que pagó entre 125 mil y 700 mil bolívares, de 20 a 105 dólares, para llenar el hipódromo, donde una noche antes los mexicanos de Maná juntaron 15 mil personas.

El público fue obediente, y cuando el vocalista pidió "encender todo lo que tengamos, para reproducir los montes" (las laderas habitadas que rodean Caracas), la aparición hasta ahí intermitente de las luces de teléfonos celulares dio paso a una unidad casi publicitaria con miles de aparatos levantados.

Alrededor de la gente, nada casual, los carteles de una empresa del área, principal sponsor del paso de Soda por Caracas.

También el juego de luces montado sobre el escenario acompañó la potencia del show, complementado por seis pantallas de LCD, que por momentos se dividían en dos cada una para mostrar detalles de la actuación.

Otros tres módulos redondos se encargaron de los miles de destellos de colores.

Entre los que festejaron el cambio de la letra de "En la ciudad de la furia", que anoche rezó "Caracas se ve tan susceptible", se paseaban varios con banderas de Argentina, camisetas de la selección y de los infaltables River y Boca.

Se rieron cuando el líder bromeó: "Es la primera vez que vengo a Caracas y hace un poco de frío. Es el calentamiento global, a la inversa".

Los tres vestidos completamente de negro no privaron a los venezolanos de ningún clásico: "Cuando pase el temblor", "Signos", "Sobredosis de TV", "Persiana americana" y "De música ligera" sonaron antes de una primera vuelta al escenario, para hacer "Prófugos" y "Zona de promesas".

Durante un segundo retorno que Cerati prologó con la frase "cómo no se fueron...", la banda se despidió con "Nada personal" y "Te hacen falta vitaminas".

No, no hubo un "gracias totales". Pero igual, para entonces se había cumplido el rito del reencuentro, que hoy los dos diarios más importantes de Venezuela celebraron con amplio espacio.

"Soda Stéreo recordó su lección de rock", tituló El Universal, mientras El Nacional eligió "Soda tuvo su jueves de resurrección".

Fuente: Télam

(Se ha leido 402 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017