Buscar:

SANTIAGO DEL ESTERO - CONMOCIÓN

Violó a sus hijas durante años y enterró a los bebés que tuvo con ellas

Comenzó a abusar de ellas desde pequeñas y las sometía a feroces golpizas. Una de las víctimas perdió el embarazo por las patadas recibidas por el acusado que ayer fue detenido en medio de un megaoperativo policial.
(DIARIOC, 23/05/2011) Un padre de familia fue detenido en Villa Unión, departamento Mitre, horas después de que una hija lo acusara de violarla durante años a ella y a su hermana, y de doblegar cualquier resistencia a fuerza de latigazos y un carácter implacable. Durante las vejaciones, una de ellas habría quedado embarazada y abortó luego de un brutal castigo. El feto habría sido enterrado en el patio de la casa. Los investigadores sospechan que pudieron haber más casos similares a éste por el tiempo durante el cual se sucedieron los abusos.

El allanamiento fue realizado el viernes por la noche en un rancho enclavado a casi 40 kilómetros de Villa Unión.
El procedimiento lo cumplieron efectivos de la Seccional 30, dependiente de la Unidad Regional Nº 3. Una cuadrilla de uniformados, respaldados por baqueanos, debió recorrer decenas de kilómetros a pie, sorteando una geografía plagada de montes impenetrables y bañados. Según la investigación, el detenido sería de apellido Gorosito y tiene 57 años.

Todo empezó días atrás cuando una de sus hijas -de 22 años- arribó desesperada ante la Policía y denunció que desde hace varios años era esclava sexual de su propio padre.

Presa de la vergüenza, aunque no menos decidida, la jovencita habría relatado su calvario: “Comenzó a violarme de menor nomás. Yo sabía que estaba mal y siempre lloraba, pero siempre me pegaba para que no diga nada. Ni madre ni mis hermanos sospechaban nada”, habría manifestado la joven.

De escasa formación escolar, la mujer habría calificado a su padre como un hombre “malo, de pocas palabras; a todos nos pega y no hay nada que se le pueda decir”.

Gravemente ultrajante

Tras la denuncia policial, el jueves a primera hora, la jueza Gladis Liliana Lami habría ordenado la detención del hombre, imputándolo provisoriamente por “abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo”.
Cuando fue notificado de la medida, el sospechoso no habría dicho nada. Apenas tomó unas pocas prendas y dejó su hogar, y a toda la familia.

Según la acusación, años atrás, el padre habría apaleado a patadas y latigazos a una de sus hijas, mientras se encontraba embarazada. Producto de esa tortura, la mujer habría abortado. El hombre habría enterrado el feto en el patio de su casa.

Fuente: elliberal.com.ar

(Se ha leido 50 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email: