Buscar:

Agencia CyTA-Instituto Leloir-María Cristina Chaler

La divina proporción (número Fi)

Un misterio que el hombre descubrió desde la época de los sumerios hace 3200 años AC y fue profundizando a través del tiempo y que nos sigue diciendo que la matemática domina al Universo, o bien el Universo es matemático.
El número Fi llamó la atención desde la antigüedad, no como número en sí, sino como relación o proporción (1+√ 5/ 2) . Se fue descubriendo que el crecimiento de la naturaleza o la proporción de muchas de las formas que nos rodean tiene relación con él. Fue llamado Φ o la divina proporción, o número áureo, o de oro.
El número Fi llamo la atención de los científicos y los filósofos; era considerado ya por Platón como la mejor relación matemática, y de hecho en la Gioconda, obra maestra de Leonardo Da Vinci, se observa esta proporción, plasmada en la forma del rostro. También la última cena está estructurada según esta relación, tanto para las dimensiones de la mesa, las paredes, las ventanas y hasta la disposición de los discípulos, Se fue descubriendo a través del tiempo que aquello que es considerado estéticamente bello tiene en su estructura más cantidad de estas proporciones que otras formas no tan bellas.
Muchas obras arquitectónicas, tanto del presente como del pasado, usan esta “Divina Proporción” y, en general, está presente en aquello que resulta exitoso en forma y belleza.
Es asombroso como la naturaleza en sus diferentes formas de crecimientos la han utilizado para aprovechar al máximo la energía y para el desarrollo más eficiente. También resulta asombroso que esta relación no sólo se encuentra en las formas sino en el crecimiento de ciertas poblaciones, la forma de distribución de los pétalos de las flores, la anatomía humana, la relación entre las falanges de los dedos, y podríamos mencionar muchísimos ejemplos que nos llenarían de asombro e inquietud hasta preguntarnos ¿Por qué esta proporción se repite en forma casi constante en toda la naturaleza?
El arte y la arquitectura han tenido en cuenta históricamente esta verdad de modo que se ha usado el número de oro para diseñar obras con el objetivo de impactar en belleza y proporción. En la actualidad, se estudia este número en diferentes facultades como la de Arquitectura, y se aplica en el diseño.
Pero más asombroso es aún la presencia de esta proporción en la música, ya que las composiciones que tienen esa proporción en abundancia se destacan por la belleza del sonido que se produce en la obra.
"La matemática, madre de otras Ciencias parece ser madre de las formas y también madre del crecimiento."

(Se ha leido 1659 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017