Buscar:

Agencia CyTA-Instituto Leloir

“Las ballenas no podrían afrontar la reapertura de la cacería comercial”

Este año se realizó en Alaska la 59 reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), en la cual hubo un nuevo enfrentamiento entre los países que apoyan la reapertura de la cacería comercial de ballenas, encabezados por Japón; y el grupo que defiende su “uso no letal”, en el cual se incluyen la mayoría de los países latinoamericanos.
Roxana Schteinbarg es la coordinadora ejecutiva del Instituto de Conservación de Ballenas (ICB), que representa en Argentina a la ONG creada en los Estados Unidos por el científico Roger Payne. En diálogo con Agencia CyTA, Schteinbarg aseguró que en esta nueva edición de la reunión de la CBI, realizada en mayo pasado en Alaska, las ballenas “salieron triunfadoras” porque la balanza del debate se inclinó a favor de su conservación.

(Agencia CyTA-Instituto Leloir)

-Antes que nada, ¿cuál es su formación y cómo surgió su interés por las ballenas?

-Soy ingeniera agrónoma de profesión, y mi marido, Diego Taboada, quien es el director del Instituto de Conservación de Ballenas, me llevó en 1989 a conocer Península Valdés. La verdad que nos impactó la belleza de la naturaleza y de las ballenas, pero no sabíamos absolutamente nada del tema. Uno o dos años después conocimos al científico John Atkinson, a quien ese año Roger Payne le había dado la posta para que realizase el relevamiento áereo de fotografías de las ballenas en Península Valdés. Charlando en un bar, nos enteramos que existía un tal Roger Payne, que existía un Whale Conservation Institute (WCI) y lo que hacían desde el año 70. Nos llamó la atención que un trabajo tan importante, que estaba aportando tanta información de las ballenas francas australes, no se conociera en el país.

-¿En qué año crearon el ICB en Argentina?

-Antes que nada, nos propusimos empezar con el Programa de Adopción de Ballenas en Argentina, que hoy sigue vigente, de modo de poder contribuir con fondos al programa de investigación del Whale Conservation Institute (WCI). Más adelante firmamos un contrato de representación con el WCI y creamos la asociación civil sin fines de lucro “Institución de Conservación de Ballenas”. La constitución legal fue en 1996, y si bien nuestra misión es conservar a las ballenas a través de la investigación, fuimos avanzando en lograr que los resultados de los estudios lleguen a la mesa de los que toman decisiones de manejo. Y, sobre todo, logramos desarrollar el área de educación.

-¿Podría dar un ejemplo de algún proyecto que realizan en el área de educación?

-El mes pasado terminamos un documental de la ballena Franca Austral, con la ayuda de documentalistas australianos, que va a ser incorporado como material complementario a nuestro Programa “Acercando las ballenas a tu escuela”.Ya comenzó un programa piloto en Chubut, gracias a un convenio que firmamos con la Dirección de Fauna y Flora de esa provincia. La idea es que no importa cuán lejos o cerca está la escuela del mar, lo importante es que los chicos desarrollen esa percepción comprensiva sobre las ballenas, y entiendan por qué es importante su conservación, por los beneficios que genera su uso no letal.

-¿Cuándo fue la primera vez que asistió a la reunión de la Comisión Ballenera Internacional?

-El año pasado, en 2006. Fue todo un proceso, fuimos comprendiendo que era muy importante la presencia latinoamericana en este Foro. La cacería de ballenas es un problema de la humanidad. Cuando uno trabaja en la promoción del uso no letal, se da cuenta que tiene otra actividad que atenta contra la actividad de nuestras comunidades, que es la cacería de ballenas. Por eso, durante la reunión en Alaska también lanzamos el sitio web “Mar de cetáceos”, que es una red y una base de investigaciones científicas no letales de la región. Es un proyecto que concebimos con Fundación Cethus y otra ONG de Uruguay, apoyados por International Fund for Animal Welfare (IFAW), que también apoyaron mi viaje a la CBI.

LA COMISIÓN

-¿Podría explicar qué es la Comisión Ballenera Internacional o CBI?  

-La CBI es el organismo internacional encargado de asegurar la conservación y el manejo de los stocks de ballenas. Es importante tener en cuenta el contexto en el que fue creado. Fue creado por los países que cazaban ballenas, a quienes hoy se les llama balleneros. Ellos hablaban de conservar y manejar los “stocks” de ballenas porque en su momento si no regulaban se iban a quedar sin ballenas para cazar. Así es cómo se crea la CBI en 1946, y se establece la convención a la regulación de la cacería de ballenas, y dentro de esa convención se establece realizar una reunión plenaria anual.

-¿Qué es la moratoria de caza de ballenas y cuándo se estableció?

-Desde que se inició la CBI, se dieron cuenta que todas las medidas de manejo que estaban aplicando no eran suficientes para recuperar las reservas de ballenas. Entonces, en 1982 se llegó a un acuerdo para establecer una moratoria a la cacería comercial de ballenas, que se puso en vigencia en 1986. En principio iba a ser por diez años, pero después se decidió que fuese de manera indefinida, hasta que las poblaciones de ballenas se recuperaran.

-¿Cuál es el estado actual de las poblaciones de ballenas?

-Las poblaciones de las diferentes especies de ballenas están muy mermadas con respecto a las cantidades que había antes de la cacería comercial. Un ejemplo es la ballena Franca Austral, había 100 mil ballenas de esta especie; en 1935 se prohibió su cacería porque estaba en peligro. Ahora, luego de 70 años de protección, sólo quedan 11 mil. O sea que en algún momento, hubo muy poquitas. Las estimaciones es que crecen un 7% anual a partir de la protección. La Franca del Norte está peor: hoy sólo quedan 500 ballenas. Las ballenas no podrían afrontar la reapertura de la cacería de ballenas porque hoy existen diversas amenazas, todas derivadas del ser humano: degradación de hábitat, contaminación acústica y química, colisión con embarcaciones, enmallamiento en redes de pesca, y encima ahora están los efectos del cambio climático, que será un tema central en los próximos años.

-¿Cuál fue la situación de los países que apoyan la cacería y los países conservacionistas en esta reunión?

-Vale la pena volver al 2006, y decir cómo terminó la reunión anual de la CBI realizada en Saint Kitts, donde fue la primera vez que después de 20 años de establecida la moratoria Japón recupera la mayoría simple en una votación de un documento, llamado la Declaración de Saint Kitts, donde urge a la CBI volver a los objetivos por la cual fue creada. Ellos lo llaman la “normalización” de la CBI, que sería volver a ser un organismo regulador de la cacería de ballenas. Pero hoy este organismo no está integrado sólo por países que tienen intereses balleneros, sino por países que defienden el derecho del uso no letal, principalmente a través del turismo de avistaje: usar las ballenas vivas y de forma responsable, para asegurar la conservación para las futuras generaciones.

-Entonces en 2006 hubo una inclinación hacia el retorno de la cacería.

-Sí, pero es importante destacar en qué consta esta mayoría que obtuvo Japón en 2006 y cómo obtiene aliados. Hay informes de Transparencia Internacional que han demostrado que Japón utiliza la estrategia de compra de votos, a través de subsidios para países pobres. Lo cierto es que los únicos países cazadores comerciales de ballenas que existen son Japón, Islandia y Noruega. Al resto, se los llama “las marionetas de Japón”.

USO NO LETAL

-¿Cuáles fueron las principales conclusiones del encuentro de este año?

-Las ballenas salieron triunfadoras en esta reunión, porque se aprobaron resoluciones muy importantes en las cuales la CBI reconoce el uso no letal como una estrategia válida de manejo, donde se insta a la CBI a reconocer los derechos de las comunidades costeras para hacer avistaje de ballenas, así como se reconocen los derechos de las comunidades aborígenes que cazan para subsistir. E impulsa que los países miembros de la CBI trabajen conjuntamente para incorporar las necesidades de las comunidades que usan las ballenas para uso no letal. Se instala el uso no letal.

-¿Antes no se hablaba de “uso no letal?

-Muchos países defendían el uso no letal, pero con esta resolución queda sentado y esto fue aprobado por 42 votos a favor, dos en contra, dos abstenciones y 20 países decidieron no participar de la votación porque no estaban de acuerdo, como Camboya y Costa de Marfil, liderados por Japón. Cuando uno habla de uso no letal, se habla principalmente del turismo de observación de ballenas y de las investigaciones científicas, sin tener que matarlas. Vale aclarar que uno se refiere al turismo de avistaje de alta calidad y realizado de forma responsable, porque de otra manera puede generar impactos negativos.

-¿Está muy desarrollada la actividad de avistaje de ballenas en Latinoamérica?

-Sí, todos los países costeros tienen actividades de ballenas; Argentina, Chile, Colombia, Venezuela, Ecuador, Costa Rica, en Uruguay y Panamá es muy incipiente. Según Erich Hoyt, hay más de 500 comunidades en el mundo entero que hacen avistaje de ballenas, convocando a unas 15 millones de personas y esto genera US$1.500 millones anuales.

-¿Y cómo se ubica Latinoamérica en el escenario de la CBI?

-Latinoamérica se ha dado cuenta de que tenemos que defender regionalmente nuestros derechos. Hasta el año pasado, los países latinoamericanos que estuvieron presentes fueron Argentina, Brasil, Chile, y México. Este año se sumaron Panamá, Costa Rica y Ecuador para apoyar este esfuerzo regional. El bloque latinoamericano creció, y ciertos países para los que Japón esperaba la presencia, no estuvieron. Así es cómo la balanza este año se inclinó nuevamente hacia los países que defienden la conservación. Es una balanza genuina, no comprada.

-¿Qué pasó con el programa de cacería científica de Japón?

- La única manera que tiene Japón de cazar ballenas es a través del programa científico Jarpa II. Lo que se le está cuestionando es que tengan que matar ballenas para estudiarlas. A través de una resolución, este año la CBI hace un llamado al gobierno japonés para que tenga en cuenta las observaciones del comité científico, y solicita a Japón suspender ese programa temporalmente. Es una condena total a ese programa de investigación científica. Esto fue aprobado por 40 países, 2 en contra, 1 abstención y 27 países que no participaron de la votación.

-¿Hay algún otro tema que fue relevante?

-Sí, hubo una nueva votación para crear el Santuario del Atlántico Sur. Se obtuvieron 60% de votos a favor, pero en este tipo de votación se necesita obtener el 75%, así que no se consiguió. La primera vez que se propuso este proyecto fue en 1996. Lo hicieron Brasil y Argentina, apoyado por la firma de otros países. Se ha sometido a votación en varias ocasiones, y este año el porcentaje alcanzado es histórico, pero no se llegó al 75% que se necesita para llevarlo a la práctica. La idea es tener áreas libres de cacería, áreas para permitir la recuperación de las poblaciones amenazadas de ballenas. Hay que seguir buscando el consenso.

-¿Va a ir a la próxima reunión de la CBI que se hace en Chile en 2008?

-Sí, vamos a ir con todo, estamos en nuestra región. Es nuestra oportunidad de seguir consolidando el bloque regional.

-¿El ICB con qué otras ONG colabora?

-Trabajamos muy fuerte con la Fundación Cethus, con Greenpeace; y con una red regional de ONGs de la ballena Franca en Brasil, Chile, Ecuador, Costa Rica, Perú, Colombia, Nicaragua, Venezuela, entre otros.

-¿Y cómo se están preparando?

-Tanto a nivel gobierno como ONG vamos a trabajar para que Colombia termine de hacer todos los trámites para que ingrese a la CBI. Después de todo el trabajo que hicimos con Uruguay, su ministerio de relaciones exteriores lanzó un comunicado oficial recientemente afirmando que Uruguay va a reingresar en la CBI a favor de la conservación. Esperamos que la reunión de Chile sea positiva.


Links:

Comisión Ballenera Internacional
http://www.iwcoffice.org/index.htm
Reunión 2007 de la CBI (Alaska)
http://www.iwcoffice.org/meetings/meeting2007.htm
Instituto de Conservación de Ballenas Argentina
http://www.icbargentina.com.ar/template.asp
Whale Conservation Institute
http://www.oceanalliance.org/wci
International Fund of Animal Welfare
http://www.ifaw.org/ifaw/general/default.aspx


Agencia CyTA-Instituto Leloir

(Se ha leido 1104 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017