Buscar:

Agencia CyTA-Instituto Leloir)

Pasado, presente y futuro en el Leloir

Con una gran expectativa por la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, los científicos festejaron el sesenta aniversario del Instituto Leloir. Balance y proyectos de una institución señera de la ciencia nacional.
(Agencia CyTA-Instituto Leloir) – Sesenta años atrás se inauguró el Instituto de Investigaciones Bioquímicas de la Fundación Campomar bajo la dirección del doctor Luis Federico Leloir, quién recibiría el premio Nobel de Química en 1970. En aquel entonces, Leloir y un equipo de investigadores desarrollaban su labor en una pequeña casa de tres habitaciones en el barrio porteño de Palermo.
En la actualidad, la fundación, que pasó a llamarse Instituto Leloir, alberga en su edificio –ubicado frente al Parque Centenario– a 170 científicos que integran 22 grupos de investigación.
En el marco de los festejos por las seis décadas de vida del Instituto Leloir, ayer –28 de noviembre– tuvo lugar una celebración en la que el director, Luis Ielpi, el vicepresidente, Fernando Goldbaum, y un grupo de directores de distintos laboratorioa repasaron la historia de la institución, evaluaron su presente y auguraron tiempos promisorios para los años venideros.
Uno de los disertantes fue el histórico Israel Algranati –director del Laboratorio de Regulación de Biosíntesis de Proteínas en Microorganismos–, que cuenta con 48 años en la institución y desde 2005 es investigador emérito.
El veterano investigador recordó la coyuntura en la que tuvo lugar el nacimiento del instituto, cuando en 1943 fueron cesantearon muchos profesores por razones políticas, entre ellos el doctor Bernardo Houssay, que era director del Instituto de Fisiología de la Universidad de Buenos Aires.
Este panorama negativo para la ciencia “catalizó la formación de institutos privados de investigación donde los científicos encontraron un espacio propicio para llevar a cabo sus trabajos”, historió Algranati.
Por su parte, Fernando Goldbaum, vice presidente del instituto, se alegró de que la Argentina haya superado el momento del científico “lavaplatos” para dar lugar al científico “ministro”, haciendo referencia al nuevo ministerio que comenzará a funcionar cuando asuma el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. En este contexto, “la ciencia se vislumbra como una herramienta para el desarrollo del país”, destacó el investigador.
Goldbaum también se refirió a la misión del instituto: “Hacer ciencia de calidad e irradiar ejemplos a todo el país”.
Luego fue el turno de Alejandro Schinder, director del Laboratorio de Plasticidad Neuronal, uno de los científicos argentinos repatriados en los últimos años. Schinder llegó al país en 2002, luego de doce años de residencia en Estados Unidos, cuando en la Argentina parecía que no había posibilidad de encarar ningún tipo de proyecto, debido a la debacle institucional y económica que se vivía entonces. “Fui bien recibido, mi inserción fue fácil y tuve todo el apoyo del instituto para comenzar un laboratorio”, recordó agradecido.
“Se puede trabajar y estar convencido de lo que uno hace y sentir que el trabajo que uno desarrolla en los laboratorios tiene impacto científico no sólo en nuestra sociedad, sino también a nivel internacional –agregó– . La sensación de estar en un lugar en donde se puede hacer todo eso es realmente maravillosa”.
“Mi asociación con este instituto es afectiva”, dijo a su turno Vanesa Gottifredi, uno de los cuatro investigadores recientemente seleccionados por concurso abierto internacional. “Los que estamos acá nos sentimos parte de algo bueno, estamos muy agradecidos y esto nos lleva a querer invertir lo más importante que tenemos, que es el tiempo”, admitió esta joven que actualmente dirige el Laboratorio de Ciclo Celular y Estabilidad Genómica.
Para cerrar el encuentro, Luis Ielpi, director del instituto, agradeció a todos los benefactores que realizan aportes para el desarrollo de actividades científicas, pero también destacó el importante rol que cumplen instituciones como la Secretaría de Ciencia Tecnología e Innovación Productiva, la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, el Conicet y las universidades nacionales. “Vemos con mucha alegría cómo ha progresado en los últimos años la ciencia en todo el país, fundamentalmente en el orden político. Ahora tenemos la suerte y una gran expectativa al ver la creación de un Ministerio de Ciencia y Tecnología –comentó entusiasmado–. Realmente estamos muy alegres por eso”.

(Se ha leido 881 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017