Buscar:

Nuevos empleados: el 70% no elige sistema jubilatorio

Desinterés entre los jóvenes por el régimen previsional



De cada 10 nuevos trabajadores que ingresaron durante el último año en el mercado laboral formal, solamente tres optaron entre derivar sus aportes jubilatorios al sistema de reparto que administra el Estado.

* En un año, más de 500.000 trabajadores fueron derivados a una AFJP por "indecisos"

Otra de las alternativas a realizar con los aportes es orientarlos al régimen de capitalización, gestionado por las administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones (AFJP). El dato surge del análisis de las estadísticas de la Superintendencia de AFJP y de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).
Según esa información, entre abril de 2005 y marzo último, entre ambos subsistemas de la seguridad social se registraron 717.024 altas de trabajadores. Pero sólo 209.212 ejercieron su opción: el 62,54% de estas personas eligió una AFJP y el 37,46% prefirió aportar al régimen de reparto.
Los aportes de las otras 507.812 personas -casi un 71% de los nuevos ocupados- fueron derivados a la AFJP que cobra menor comisión y que tiene alguna sucursal cerca del domicilio del nuevo afiliado. Ese es el mecanismo fijado por las normas para dar curso al dinero derivado de los aportes de quienes no manifiestan su decisión en un plazo de 90 días corridos, contados desde el inicio de la relación laboral o desde la inscripción en el régimen de autónomos.
Dado el esquema de precios vigente, actualmente los llamados indecisos se derivan a Arauca Bit, a Futura o a Profesión + Auge, que están cobrando el 2,05 (la primera) y el 2,10% (las otras dos) sobre el salario bruto, por la comisión propiamente dicha y el costo del seguro de vida para financiar las pensiones por muerte o invalidez.

Desinformación y desinterés

Tanto en la Superintendencia como en las AFJP reconocen que esta falta de ejercicio de un derecho otorgado por la ley es consecuencia de la desinformación y la falta de interés -sobre todo entre los más jóvenes- respecto del tema jubilatorio. "Sería bueno llevar el período de opción a 6 meses", sostuvo un directivo del sector privado, a la vez que consideró que hay una responsabilidad compartida entre los actores de la seguridad social frente a la apatía generalizada.
Desde la Anses destacaron que existe un nivel importante de falta de información en las personas e incluso en las áreas de recursos humanos de las empresas. Y agregaron que, desde ese organismo, se intenta incentivar la opción en el momento en que un nuevo trabajador acude a buscar su número de identificación laboral (CUIL). "Con ese esfuerzo, logramos que la afiliación al reparto se triplicara en dos años", comentó un funcionario.
Un dato para tener en cuenta es que una vez que un aportante es derivado a una AFJP por su calidad de indeciso, ya no puede pasarse al reparto. En cambio, sí existe el camino inverso: quien elige el Estado, puede luego transferir sus aportes al sistema de capitalización. En el último año, por ejemplo, ese paso fue dado por poco más de 8200 personas, a un promedio de 685 traspasos por mes.
El único caso en que se admite un pase del régimen privado al público es el de un fraude probado. Es decir, si se falsificó la firma de una persona para derivar, ilegalmente, sus aportes a una AFJP.
Los datos al 31 de marzo último muestran que el sistema de capitalización tiene 10,8 millones de inscriptos, aunque los que regularmente aportan son sólo 4,4 millones. En reparto hay 2 millones de adherentes, pero aportan unos 600.000.
Según la ley, el aporte jubilatorio es del 11% del salario bruto. Ese porcentaje se aplica hoy en el sistema estatal, pero para los afiliados a las AFJP sigue vigente una medida temporal tomada en 2001 y el descuento es del 7%, aunque está previsto que se incremente este año.
La afiliación al régimen integrado de jubilaciones y pensiones es obligatoria para todas las personas mayores de 18 años que inician alguna actividad como dependientes o como autónomos. Están incluidos los empleados públicos, con la excepción de los que se desempeñan en las provincias que mantienen sus cajas previsionales propias, como es el caso de Buenos Aires y Córdoba, entre otras. El régimen nacional no alcanza, por otra parte, a los militares o a quienes trabajan en actividades o profesiones que tienen sus cajas propias, como los abogados de determinadas jurisdicciones del país.
La opción por el régimen previsional debe realizarse en forma personal en la sucursal de la AFJP elegida o de la Anses. Las páginas de Internet de ese organismo y de la Superintendencia, como también los sitios de las administradoras, permiten obtener información sobre las características de cada régimen.
En el caso de optar por una AFJP, conviene observar los esquemas de comisiones y de rentabilidad obtenida por cada una. La interacción de esos dos factores irá determinando si se acumula más o menos dinero en la cuenta individual del afiliado. Lo ahorrado se sumará a prestaciones a cargo del Estado para completar el haber jubilatorio. Los afiliados a capitalización pueden cambiar de AFJP hasta dos veces al año.
Desde el Gobierno se analizó, tres años atrás, una reforma integral del régimen que preveía permitir el traspaso de una administradora al Estado. Ayer hubo versiones de que se reactivaría la iniciativa, pero la posibilidad fue desestimada por fuentes oficiales consultadas.

(Se ha leido 341 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017