Buscar:

23 de Marzo - Día internacional de la Rehabilitaci{on

El Estado tiene una función indelegable

Debe crecer el respeto a cada individuo en su propia condición. Hay que lograr una valoración positiva hacia las personas con Esclerosis Múltiple (EM) y discapacidad gracias a la cual se tengan en cuenta sus capacidades y no se las deje encerradas en sus limitaciones. Trabajar en favor de la vida y de las personas con EM y/o discapacidad es contribuir a la renovación de una sociedad mediante la edificación del bien común. En efecto, no es posible construir el bien común sin reconocer y tutelar el derecho a la vida, sobre el que se fundamenta y desarrollan todos los demás derechos inalienables del ser humano.

Ver matrimonios y familias que se desintegran porque no resisten la presión que desde hace años ha impuesto la situación económico-social que vivimos, ver el olvido que experimentan las personas con Esclerosis Múltiple (EM) y/o discapacidad y sus familias,... produce dolor y rebela ver el egoísmo de algunos, indigna la indiferencia existente hacia las personas con discapacidad para conseguir vivir una vida digna.  Quienes padecen de EM y/o algún tipo de discapacidad requerimos más que otros de cuidado y respeto en todo momento, en todo lugar, y sobre todo paciencia con nuestros tiempos, con nuestros movimientos, con nuestros miedos y nuestras angustias; para ayudarnos en el permanente esfuerzo por alcanzar nuestra máxima capacidad física, intelectual, emocional y social.

La persona que padece una“discapacidad”  ó EM es un ser con todos sus derechos, a la cual  se le debe facilitar la participación en la vida diaria de la sociedad.  El reconocimiento de estos derechos y el deber de la solidaridad humana constituyen una tarea a realizar, con la creación de condiciones y estructuras  de rehabilitación, médicas, sicológicas, sociales, familiares, educativas y legislativas idóneas para asistir y desarrollar integralmente a la persona con discapacidad.

Edifiquemos posibilidades de accesibilidad para todas las personas. Así la organización de la sociedad se lleva adelante basándose en las necesidades de  todos y no solamente de algunos.  Para poder lograr cambios significativos en nuestra conducta, hace falta involucrarse, comprometerse, mostrarse, medirse, ocuparse, en definitiva iluminar y hacer visible la discapacidad.

El Estado tiene una función indelegable. El debe asegurar que las personas necesitadas de rehabilitación, como todas las demás, puedan vivir con dignidad y en igualdad de derechos, y por tanto puedan desarrollarse y rehabilitarse en plenitud dentro de sus posibilidades.


MIGUEL PABLO GALLARDO

Presidente Fundador de ALCEM

www.alcem.org.ar


(Se ha leido 166 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017