Catamarca
Domingo 02 de Octubre de 2022
Buscar:

Lo que dejó Ernesto Oviedo en la Justicia

(DIARIOC, 03/04/2008) La muerte de Ernesto Oviedo será una bisagra en el Poder Judicial de Catamarca, ya que mirando hacia atrás se podrá ver su legado, y mirando hacia el futuro se avizoran los cambios que se vienen.



Oviedo es, de alguna manera, el padre de la apertura de la Justicia hacia la sociedad, ya que bajo su presidencia comenzaron a producirse los cambios que llevaron al Poder Judicial al lugar que hoy ocupa en la sociedad.
Hace algunos años, cuando falleció el presidente de la Corte de Justicia Guillermo Díaz, fue Ernesto Oviedo quien debió tomar las riendas de este Poder del Estado, y en los años siguientes comenzaron a notarse los cambios.

Acostumbrados a una Corte de Justicia cuasi inalcanzable, irreductible y altamente conservadora, los periodistas vieron cómo de la mano de Oviedo fue desapareciendo esa costumbre.

En primer término fue la creación de una dirección de ceremonial y prensa, que se encargó no solo de las cuestiones de las formas, sino también de servir como nexo entre los medios de comunicación y los jueces.

Con Oviedo se acabó ese viejo axioma de que “los jueces hablan solo a través de sus sentencias”, y se notó una mayor y mejor apertura hacia la sociedad. Es que de alguna manera entendieron que, como todo organismo del Estado, debían clarificar sus acciones y mostrarse mas cerca de la gente.

Este es, quizás, el mayor logro y legado del paso de César Ernesto Oviedo durante sus 16 años como integrante del máximo tribunal de la provincia.

Después vinieron otros hechos trascendentes, como la reforma al Código Procesal Penal que trajo como consecuencia la creación de otros ámbitos del Poder Judicial, y que legó a los fiscales la mayor responsabilidad en la investigación de los delitos.

El actual presidente de la Corte, Ricardo Cáceres, decía ayer al recordar a su colega fallecido, que era “el autor intelectual y material en gran medida”, de lo que hoy se conoce como Justicia Penal y su arista mas visible: la Policía Judicial.

Con sus defectos y virtudes, no cabe lugar a discusión que Oviedo es el padre de la nueva estructura del fuero Penal catamarqueño.

Pero además, por su constante actitud conciliadora, el extinto juez fue conocido como el ministro “diplomático”, ya que en mas de una ocasión fue quien debía acercar posiciones entre sus pares, protagonistas de constantes, públicas y hasta escandalosas peleas.

Oviedo trataba de poner la cuota de sensatez en los momentos mas difíciles, cuando las disputas entre Ricardo Cáceres y Amelia Sesto de Leiva tomaban estado público y generaban una pésima visión de la Justicia.

Esa tarea puertas adentro también se hizo ver hacia el exterior, cada vez que le tocaba discutir cuestiones con los otros Poderes del Estado, principalmente el Ejecutivo, y mas específicamente con el Ministerio de Gobierno.

Quizás queden cosas por analizar sobre el paso de Oviedo por la Justicia, pero los hechos enumerados dan una idea clara de quién era la persona que murió anteayer.

Como síntesis de su dedicación a las funciones, baste recordar un hecho que pudiera sonar anecdótico: la última reunión plenaria de la Corte de Justicia, celebrada el miércoles 26 de marzo pasado, sirvió para fijar el aumento del 24% en los sueldos de los empleados judiciales. Para concurrir a esa reunión, Oviedo tuvo que levantarse de su cama de enfermo, y una vez que finalizó la misma, con las cosas resueltas, volvió a hacer reposo.

(Se ha leido 552 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2022