Buscar:

EURO

La moneda europea a un paso de la paridad con el dólar

La moneda común europea, el euro, continúa revalorizándose frente a la divisa estadounidense en una carrera ascendente, lenta pero continua, que ha tomado rápido impulso en las últimas semanas, llevando su cotización a los 0,9975 dólares, valor de referencia fijado ayer por el Banco Central Europeo (BCE).
Lejos de provocar entusiasmo entre las autoridades monetarias de la Unión Europea (UE), la estampida del euro ha llevado gran preocupación al Viejo Continente, porque la alta volatilidad de las monedas perturba las perspectivas de inversión de las empresas y de gasto de los consumidores.
El comisario europeo para Asuntos Económicos, Pedro Solbes, se mostró inquieto por los bruscos cambios en la paridad euro-dólar, porque perjudicarían los equilibrios económicos (fundamentalmente entre Europa y Estados Unidos), según afirmó el fin de semana pasado en la Cumbre de jefes de Estado y gobierno que tuvo lugar a Sevilla (España).
Según explicó luego, la "remontada" del euro era "bienvenida" pero debía analizarse "su velocidad".
Es que, además, la rápida revaluación del euro puede tener un impacto negativo en el crecimiento económico porque encarece las exportaciones, que fueron durante el período reciente el motor de la economía europea.
"Una remontada del euro es sobre todo una mala noticia para los países europeos muy exportadores, como Alemania e Italia, para los que hay que revisar las perspectivas de crecimiento ligeramente a la baja en el 2002", estimó Jean-Francois Mercier, economista en Schroder Salomon Smith Barney.
En cambio, según Mercier, el aumento del euro apenas afectará a la totalidad de la zona euro en el 2002.
Sólo en el 2003, si la cotización del euro supera los 1,06 por dólar, podría afectar el crecimiento de la zona, que podría ser del 2,4 por ciento, inferior a la previsión de la Comisión europea del 2,9 por ciento.
De todos modos, el economista cree que "en el 2003, el impacto negativo sobre las exportaciones europeas será compensado por el freno de la inflación" favorecido por un euro más fuerte.
Pero no todas las lecturas del episodio son iguales. El viceministro de Economía de Italia, Mario Baldassarri, afirmó que "un euro fuerte no causa exactamente miedo", aunque advirtió que "debe mantenerse a la moneda bajo control para que la oscilación euro-dólar no vaya tan rápido, porque cuando las expectativas se invierten es evidente que los mercados se vuelvan rápidamente contra el euro".
Según el economista del ABN Amro, Rob Hayward, una de las causas de esta estampida estuvo dada por las malas noticias procedentes de Estados Unidos, tras el anuncio de irregularidades contables en el grupo de telecomunicaciones WorldCom, y los problemas en la economía de ese país, cuya reactivación económica es aún incierta.
Ese mismo día, y por primera vez desde enero del 2000, la divisa europea superó los 99 centavos de dólar, con lo que su apreciación frente al dólar supera ya el 15 por ciento desde fin de enero.
El euro, que valía 1,17 dólares cuando nació en enero de 1999, se debilitó gradualmente, y llegó a bordear los 80 centavos de dólar.

(Se ha leido 753 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017