Buscar:

CyTA-Instituto Leloir, por Ricardo Gómez Vecchio

Aguante Freud

(24-02-06 - CyTA-Instituto Leloir, por Ricardo Gómez Vecchio)

Según recientes investigaciones, cada vez más psicoterapeutas prefieren integrar distintas teorías en su práctica clínica, aunque el psicoanálisis sigue siendo por lejos la teoría más utilizada en Argentina.

Según un censo de 1998, de los 29 mil psicólogos que hay en el país, más de la mitad, 16 mil, ejerce su profesión en Capital, donde se matriculan cerca de 1400 psicólogos al año. En manos de ellos y de los médicos que se especializan en psiquiatría está depositada buena parte de la salud mental de la población.

Se estima que alrededor del 30% de las personas que recurren a la psicoterapia lo hacen en un hospital público, mientras que el resto se vuelca a consultorios privados, principalmente a través de prepagas, que no suelen cubrir tratamientos prolongados. Ahora bien, ¿qué instrumentos teóricos utilizan los psicoterapeutas?

“Pese a la difusión que tiene la psicoterapia en nuestro país, aún hoy no contamos con suficientes estudios que den cuenta de cuales son las teorías más utilizadas actualmente en la práctica psicoterapéutica”, afirman Felipe Muller, de la Universidad de Belgrano y María Carolina Palavezzatti, de la Fundación Aiglé, en un trabajo publicado en la última edición de la Revista Argentina de Clínica Psicológica.

Con el fin de trazar un mapa de la psicoterapia en la Argentina, entre fines de 2003 y principios de 2004, Muller y Palavezzatti entrevistaron a 154 psicólogos y psiquiatras que se desempeñan en servicios de psicopatología y salud mental de 16 hospitales públicos porteños. Los encuestados completaron un cuestionario anónimo con preguntas cerradas y abiertas que indagaba sobre qué modelos teóricos usaban, en qué medida integraban distintos enfoques teóricos en sus terapias, y qué factores consideraban más importantes para la eficacia de un tratamiento.

El estudio reveló que el 54% de los psicoterapeutas utiliza el psicoanálisis como marco teórico para atender a sus pacientes, mientras que un 40% prefiere integrar distintas teorías en su práctica clínica. Dentro de este último grupo, siete de cada diez psicoterapeutas usan como teoría base al psicoanálisis. Por su parte, sólo un 1,3 % de los encuestados adhirió plenamente a las teorías cognitivas y un magro 0,6% a las sistémicas.

Respecto de por qué el psicoanálisis sigue siendo la teoría más utilizada, Gustavo Lanza Castelli, Vicepresidente de la Asociación Argentina de Psicoterapia, opina que es “por múltiples cuestiones, culturales y políticas que es difícil desentrañar. Entre muchas otras está la permeabilidad a las ideas europeas y la resistencia a las norteamericanas”. Y deja picando un concepto urticante “el desconocimiento que tienen los psicoanalistas de todo aquello que no sea el psicoanálisis, es casi total”.

Lanza Castelli agrega que mientras en Francia e Inglaterra la corriente principal también es la psicoanalítica, “en otros países es diferente, particularmente en EEUU, donde el cognitivismo y la teoría de Carl Rogers tienen mucha difusión. También en Italia el cognitivismo está muy difundido, y no así el psicoanálisis”.

Los resultados del estudio muestran algunos cambios en comparación con uno anterior publicado por los mismos investigadores en el año 2000. En aquel momento, el 70% de los encuestados de Capital Federal usaba el psicoanálisis y solamente el 26% decía integrar diversas teorías en su práctica clínica.

En el caso de los psiquiatras, los resultados se mantuvieron estables entre el 2000 y el 2004: más de la mitad integra teorías y tres de cada diez recurre al psicoanálisis. Los psicólogos clínicos fueron los protagonistas principales de los cambios registrados en los últimos años. Según los últimos datos, habría casi un 16% menos de psicoanalistas y cerca de un 15% más de psicoterapeutas integradores que en 2004.

No obstante, casi el 70% de los psicoterapeutas que optan por la integración usan como teoría base al psicoanálisis, lo que habla a las claras de la importancia cuantitativa que aún tienen los adherentes a Freud y Lacan dentro del panorama de la psicoterapia en estas pampas. Sólo el 13% de los psicoterapeutas integradores elige como teoría base al cognitivismo, un 5% a la escuela sistémica, poco más del 1,5% a la Gestalt y un 11% elige otras teorías.

Cuando se pregunta a los psicoterapeutas que eligen la integración por qué lo hacen, más del 90% responde que es por razones teóricas: son muchas las variables intervinientes a tener en cuenta y es necesario tener más de un marco teórico para abordar los distintos padecimientos de los pacientes.

Llama sin embargo la atención que, entre quienes se manifestaron partidarios de un solo marco teórico para llevar adelante su práctica clínica, mayoritariamente adeptos al psicoanálisis, un 40% admite que no lleva a cabo su práctica tal cual lo indica el marco teórico al que adhiere. Es decir, a la hora de estar con sus pacientes, dejan un poco de lado la ortodoxia.

Según Lanza Castelli, la integración tiene ventajas. “Cada teoría –afirma- ha elaborado un grupo de conceptos importante y diversas estrategias de abordaje clínico, y tiene, por cierto, una perspectiva limitada sobre la realidad humana y la tarea psicoterapéutica. Afortunadamente, en los últimos 20 años el movimiento integrativo ha avanzado mucho en algunos países, como EEUU, España y Argentina, principalmente, pero también en otros lados”.

No obstante, aclara que hace falta un debate de fondo para ver cuáles conceptos son más operativos para usarlos como fundamento de un enfoque integrativo, lo que según su opinión no es algo fácil de lograr.

Con referencia a los factores que más inciden en la eficacia de las psicoterapias, en Capital, los psicoterapeutas no integradores destacan la importancia del marco teórico, mientras que los integradores acentúan la importancia del vínculo terapéutico, la personalidad y la experiencia del terapeuta.

Muller, condujo un estudio similar en el interior del país durante el 2004 en las ciudades de Neuquén, Rosario, Santa Rosa y la zona del Alto Valle de Río Negro,
Ese estudio confirmó la predominancia de la teoría psicoanalítica en la práctica clínica, adoptada por el 60% de los psicoterapeutas del interior, y también que la integración de teorías es el segundo grupo con un 35,5% de psicoterapeutas integradores.

Muller y Palavezzatti concluyen en su trabajo que el nuevo mapa de la psicoterapia argentina muestra dos tendencias principales: la primera, que “la teoría psicoanalítica es la más usada en la práctica clínica en todo el país y a lo largo del tiempo. La segunda, que la integración ha surgido como una práctica con representatividad entre los psicoterapeutas argentinos”.

Si estas tendencias sirven para mejorar nuestra salud mental, sólo el tiempo y nuevas investigaciones podrán comprobarlo.

Agencia de Noticias Científicas y Tecnológicas (CyTA – Instituto Leloir) Programa de Divulgación Científica y Tecnológica Fundación Instituto Leloir Av. Patricias Argentinas 435 – Ciudad de Buenos Aires agenciacyta@leloir.org.ar

(Se ha leido 766 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017