Catamarca
Lunes 03 de Agosto de 2020
Buscar:

Científicos del CONICET desarrollaron un dispositivo interactivo para navegar por El Shincal

El escaneo láser realizado en 2016 y 2018 por aire y tierra sobre el sitio El Shincal de Quimivil –un importante centro administrativo y ceremonial ubicado en Londres, en Catamarca- sigue generando resultados y fue el punto de partida para el desarrollo de un nuevo dispositivo, que tiene que ver con la difusión y la apertura del conocimiento científico a toda la sociedad.
(31/05/2020) Se trata de una pantalla táctil para explorar en 3D la antigua ciudad inca de fines del siglo XV ubicada en Londres, Belén.

El anuncio realizado desde el CONICET consiste en el desarrollo de un dispositivo electrónico táctil o “tótem” – como lo llaman sus creadores–, interactivo que contiene información variada sobre distintas estructuras de piedra que fueron reconstruidas en tres dimensiones (3D) con fines de investigación y conservación en el marco de un proyecto de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) que comenzó formalmente en 2018.

Además del vuelo que permitió escanear 5.600 hectáreas en esa parte de la provincia y obtener como insumo principal un modelo digital del sitio arqueológico, el equipo de trabajo aplicó la misma tecnología a nivel terrestre en determinados puntos de interés previamente seleccionados debido a su importancia histórica y patrimonial, o bien por encontrarse ubicados en lugares de difícil acceso.

El proyecto tiene como director y codirector a Daniel Del Cogliano y Reinaldo Moralejo, profesional e investigador del CONICET en la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas (FCAG, UNLP) y la Facultad de Ciencias Naturales y Museo (FCNyM, UNLP), respectivamente. Junto a colegas y especialistas de otras disciplinas, han realizado distintas campañas en El Shincal, no sólo para avanzar en el estudio del espacio sino también a los fines de mantener un vínculo estrecho con los habitantes de Londres y transmitirles todo lo que se está haciendo allí y de qué manera ellos pueden colaborar desde sus propios saberes.

“De ese intercambio que sostuvimos desde el principio surgió la idea de generar algo concreto para transferir el conocimiento producto de nuestras investigaciones”, relata Moralejo en referencia al “tótem” que se desarrolló para ser instalado en el museo del sitio arqueológico, ubicado en la entrada del predio.

Con imágenes en detalle acompañadas por fotos de las ruinas e información escrita y gráfica, el dispositivo exhibe diferentes estructuras de acuerdo a cómo fueron reconstruidas virtualmente en el marco del proyecto. El aparato permite manipularlas con los dedos, girándolas para verlas desde distintos ángulos, adentrarse en ellas, acercarse o alejarse, y acceder a datos y curiosidades sobre cada una.

Las piezas en cuestión son el ushnu, una plataforma ubicada en el centro de la plaza principal de El Shincal, frecuentemente ocupada por gobernantes y sacerdotes; las kallankas, que eran grandes edificios rectangulares a manera de galpones donde se realizaban diversas actividades; y varias construcciones llamadas kanchas, algunas residenciales y otras utilizadas como templos.

Cada una aparece como un ícono sobre un modelo digital del sitio completo, y pueden seleccionarse haciendo click sobre ellas. “Si bien las estructuras elegidas ya se conocían, no todas están dentro del circuito guiado establecido una vez que se ingresa al predio. El tótem permite, además, verlas enteras y despejadas, es decir sin la presencia de personas o de vegetación que las tapen”, señala Del Cogliano.

Los responsables de la herramienta destacan el valor que guarda especialmente pensando en quienes, debido a una dificultad física o de salud no pueden hacer todo el recorrido a pie, teniendo en cuenta que es extenso y que en esa zona predominan las temperaturas altas.

“Dado su formato táctil, el tótem resulta muy amigable para los niños y jóvenes, porque se maneja de forma similar a un celular”, comenta Diego Gobbo, antropólogo de la FCNyM que colaboró en el complejo trabajo de programación informática a cargo del diseñador multimedial Víctor Mezio, otro integrante del equipo.

Cabe resaltar que el tótem es un desarrollo completamente original “que llevó largas horas de procesamiento de cada una de las imágenes de las estructuras, limpieza minuciosa de las paredes y pircas para darles nitidez y sensación de realidad, coloreado y carga de textos informativos, para lo cual fue necesario incluso crear un sistema que le hiciera creer al software que contaba con conexión a Internet”.

El tótem interactivo es una de las acciones incluidas en la puesta en valor del sitio impulsada en 2019 de manera conjunta por la entonces Secretaría de Turismo de Nación –hoy Ministerio de Turismo y Deportes–, el Gobierno de la Provincia de Catamarca, la Municipalidad de Londres y la Fundación de Historia Natural Félix de Azara, una organización no gubernamental dedicada a apoyar el desarrollo científico y la conservación del patrimonio biológico y cultural del país.

Desde esta última, su presidente Adrián Giacchino enumera el resto de las tareas que fueron seleccionadas en el marco del mismo programa de financiamiento: “Se hizo un llamado a distintas propuestas, que permitió financiar también la instalación de un sistema informático para el ingreso de los visitantes, audioguías, una plaza temática para chicos, un sitio de interpretación sobre el cielo según la cosmovisión de los incas, reposición de cartelería y algunas mejoras puntuales que hay en el espacio público”.

El “tótem” será trasladado en breve a su destino final, en el museo de El Shincal.

Fuente: Conicet

(Se ha leido 171 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email: