Buscar:

Bloqueo de exportaciones

Argentina vende menos carne vacuna que Uruguay

Este año, las ventas al exterior caerán en 600 millones de dólares. Brasil se afianza como gran exportador. Por primera vez desde que se registran los datos de las exportaciones de carne, la Argentina será superada por el Uruguay.
(El Tribuno de Salta, reproducción de CampoNOVA.com) Las ventas de nuestro país alcanzarán este año una cifra de entre US$ 700 y 800 millones, mientras que las uruguayas se ubicarían por encima de los US$ 900 millones.

Hay que tener en cuenta que la Argentina cuenta con un territorio que supera casi 16 veces al del Uruguay, donde hay 20 frigoríficos exportadores de los que siete concentran el 60% de la faena. Sólo tres corresponden a productores uruguayos, lo que indica que las inversiones se fueron de nuestro país al vecino, según lo consignado en el portal especializado Agritotal reproducido por Empresas News.

En este crecimiento también influyó la reaparición de la aftosa en el Brasil, en octubre del año pasado, a la vez que la veda voluntaria a los despachos argentinos hizo que el Uruguay reorientara sus envíos desde el NAFTA (área de libre comercio de América del Norte), adonde dirigía el 78% de su carne un año atrás, hacia Chile y Rusia, que eran dos de los principales mercados argentinos.

Una medida anti-exportadora

La decisión de suspender por seis meses las exportaciones argentinas de carne para obligar a bajar los precios internos resulta uno de los peores negocios que se tenga memoria en la política exterior argentina. Los ganaderos perdieron un 30 por ciento de los precios, la carne al mostrador bajó un cinco por ciento, sólo ganaron intermediarios y frigoríficos y las exportaciones caerán este año más del 40 por ciento con respecto a 2005.

La ganadería genera valor agregado y demanda inversiones a largo plazo. Las malas políticas en la materia obligan al productor a aprovechar su campo para una actividad más segura, aunque menos rentable para el país.

El experto Gustavo Lazzari de la Fundación Atlas y de la Universidad de Buenos Aires considera que la suspensión de las exportaciones de carnes provocará efectos más nocivos que los aumentos de precios.

Considera que a la larga los precios internos aumentarán por disminución de la oferta, se perderán los mercados externos, y los productores preferirán invertir en actividades agrícolas como soja, girasol, cereales, etc.

Además, opina, disminuirá fuertemente la capacidad negociadora de la política exterior. ¿Con qué argumento los argentinos podemos exigir que Europa elimine los subsidios agrícolas si nosotros no solo gravamos las exportaciones sino que además las "suspendemos"?. La medida, sostiene, implica un subsidio a Brasil, Uruguay y otros competidores directos.

Socios y competidores, más prácticos

Según el instituto de investigación de la Universidad Católica Argentina, la producción de carne vacuna uruguaya está orientada principalmente al mercado externo cuya participación en la demanda total es del 80% aproximadamente según datos 2005. Las exportaciones exhibieron una mejora sustancial en la segunda mitad de la década del ´90 En 2004 experimentó una suba del 30% anual. En 2003 y 2004 se observaron récords en los niveles de exportación.

Para esto fue clave la reapertura de los mercados estadounidense y canadiense, que elevaron en forma significativa sus participaciones en el total exportado de carnes vacunas. En el 2005 Estados Unidos, absorbió el 75% de las exportaciones uruguayas. "Por lo tanto en el caso de Uruguay el precio de la hacienda en pie sigue muy de cerca la evolución de las ventas externas y está determinado en dólares. Es decir, la carne uruguaya es un bien altamente transable", dice el estudio de la UCA.

En cuanto a Brasil, -que en 1978 era importador - en los últimos años la producción de carnes vacunas creció en forma continua y ello se reflejó en una mayor inserción de las carnes brasileñas a nivel mundial. De hecho, desde el año 2004 Brasil es el principal exportador mundial de carnes.

Desde 1998 a 2005 multiplicó por diez sus ventas de carnes bovinas, a un ritmo promedio de incremento del 40% anual. Sin embargo, la cadena de ganados todavía está orientada al abastecimiento del mercado interno. Los principales siete destinos de exportación son Reino Unido, Chile, Egipto y Rusia, Italia, Estados Unidos y los Países Bajos.

Una producción descuidada

Históricamente la producción argentina de carne vacuna tuvo como principal destino el mercado interno. Entre 1990 y 2005, en promedio, el 85,3% fue ocupado por este mercado, mientras que el resto (14,7%) fue orientado a la exportación. En 2005 estos valores fueron de 75,4% y 24,6 % respectivamente. En 1998, Argentina exportó 171.970 toneladas de carne por un valor de 674,005 millones de dólares.

El principal obstáculo para la expansión de las exportaciones ha sido históricamente la fiebre aftosa. Cuando en enero de 2005 la Argentina recuperó el status de país libre de aftosa con vacunación, el efecto fue inmediato.

El total del volumen exportado ascendió a 483.147 toneladas. En términos monetarios los cortes Hilton alcanzaron los 211,899 millones de dólares. Las carnes frescas ascendieron a 942,031 millones de dólares, con lo cual nuestras carnes totalizan 1.294,059 millones de dólares para el año 2005.

El rodeo ganadero viene cayendo desde 1977, cuando se registraban 61,1 millones de cabezas. La faena se pudo sostener, sin embargo, gracias al buen manejo del rodeo. Por lo tanto, este comportamiento levemente expansivo del consumo interno se logró a expensas de la contracción de los volúmenes exportados.

Según la UCA, este desfase entre la oferta vacuna y la demanda potencial, a través, del crecimiento poblacional, se refleja en importantes cambios en el precio, que se encarecieron en relación con el precio de la carne de pollo que se convirtió en el principal sustituto. La tendencia del consumo interno de pollos resultó claramente ascendente.

En 1980 el consumo por habitante de carne vacuna era de 86,4 kilogramos anuales mientras que el del pollo sólo llegaba a 9,7 kilogramos anuales. Es decir una relación de 9 a 1. En cambio, en el 2004, se registró un consumo de 64,1, kilogramos por habitante por año, y un consumo de 21,3 respectivamente para ambas carnes lo cual da una relación de 3 a 1. Como el pollo tarda tres meses en salir al mercado y el ternero exige tres años, el sector avícola tiene mayor capacidad de respuesta para aumentar la oferta.

Sin embargo, en el 2002, el consumo interno de pollos sufrió un importante retroceso debido a la devaluación que deterioró la distribución de los ingresos y que aumentó el precio del maíz, que es el mayor alimento de estos animales, que cotiza en dólares a nivel internacional.(CampoNOVA.com)

(Se ha leido 2421 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Más Noticias:

22-12-2015 Plan Belgrano | El ministro Chico se reunió con José Cano en Tucumán
04-12-2015 Encuentro provincias mineras del NEA
04-12-2015 Minería: Proveedores | Reunión Mesa de Sustitución y Homologación
03-12-2015 Minería: Universidad Nacional de San Juan | Escritura por donación de terrenos
30-11-2015 Cronograma “La Vaquita Social”
27-11-2015 JORNADA DE FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL | Apoyo a las asociaciones y cooperativas beneficiarias del PRODERI
23-11-2015 Minería: Calingasta | Exploración por cobre
19-11-2015 Minería: Jaramillo/Fitz Roy | En Don Nicolás, se inició un curso de capacitación sobre Fundamentos básicos de la minería
19-11-2015 Minería: Vulcanología | Avanza control de campo
18-11-2015 Recambio Varietal | Producción injertó 16 mil plantas de vid en el departamento Tinogasta
Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017