Buscar:

VACAS MUTILADAS

A 35 años del primer "Caso Roswell" de vacas mutiladas

Comodoro Rivadavia, 29 de junio (Télam, por Hugo Lucero).- Al igual que el famoso incidente ocurrido en 1947, en Nueva México, Estados Unidos, en que supuestamente se avistó un plato volador y la NASA se habría apropiado de cadáveres de seres extraterrestre, las vacas mutiladas también tienen su "Caso Roswell": hace 35 años, en el estado de Colorado, apareció muerto un primer animal con su cabeza descarnada y sus órganos desmembrados.
Comodoro Rivadavia, 29 de junio (Télam, por Hugo Lucero).- Al igual que el famoso incidente ocurrido en 1947, en Nueva México, Estados Unidos, en que supuestamente se avistó un plato volador y la NASA se habría apropiado de cadáveres de seres extraterrestre, las vacas mutiladas también tienen su "Caso Roswell": hace 35 años, en el estado de Colorado, apareció muerto un primer animal con su cabeza descarnada y sus órganos desmembrados.

Aquel primer caso se dio en Alamosa, el 9 de septiembre de 1967, cuando la potranca Lady fue hallada muerta y con su cabeza descarnada, y con varios de sus órganos extraídos con precisión de cirujano, luego de lo cual sobrevino una larga y misteriosa cadena de hallazgos de animales y vacas mutiladas por todo el mundo.

Según los expertos que analizaron los restos, la potranca -al igual que las vacas halladas en Argentina-, presentaba extraños tajos y cortes en su cuerpo "como si se hubiera empleado algo especial para cauterizar las incisiones".
Curiosamente, para esa época y pese a los adelantos tecnológicos de Estados Unidos, aún no se había inventado el láser, pero seguramente a eso se parecía lo que describió el experto que analizó al equino.
Tal como sucede ahora con las vacas y animales que aparecen muertos en campos de la Argentina, en aquel primer caso público de un animal mutilado, tampoco se encontraron huellas cerca del cuerpo.
Es más: las pisadas más cercanas que había dejado la potranca, terminaban a unos 30 metros de donde estaba su cuerpo.
Si bien no fue un bovino el primer animal mutilado descubierto hace 35 años, bien podría decirse que Lady es el "Caso Roswell" de las vacas mutiladas.

A partir de ese incidente, comenzaron a aparecer vacas y otros animales muertos de igual forma, y sus cuerpos diseminados por varios lugares de Estados Unidos, Europa y América latina.

En otras palabras, el caso de las vacas mutiladas que ahora desvela a expertos, técnicos y veterinarios de organismos privados y oficiales de Argentina, viene sucediendo desde hace 35 años y hasta ahora nadie dio en el clavo acerca de qué lo produce.

A esta altura cabe preguntarse si ese tiempo no fue suficiente para que la ciencia -de este país, o de otras naciones- no pudiera haber elaborado una respuesta satisfactoria a tanta inquietud, temor y teorías que pululan por doquier ante un enigma que se acrecienta.
Sin duda, los primeros que necesitan una explicación racional, son los dueños de campos que ven disminuir sus rodeos por la mortandad de hacienda, en tanto escuchan las versiones más disparatadas que atribuyen tanto a marcianos, como a "chupacabras" o a avispas carnívoras la responsabilidad de esas muertes sin ton ni son.
El enigma de la vacas continúa y los interrogantes también. Más aún, cuando desde el INTA-Bariloche, se descartó que las avispas denominadas "chaquetas amarillas" fueran autoras de las mutilaciones de centenares de animales vacunos, tal como se creía.

Hubiese sido una explicación bastante racional, si se la compara con las otras en boga.
Una de las mayores inquietudes que plantean con insistencia los hombres de campo a los científicos del país, es qué animal carroñero o predador podría extirpar con precisión de cirujano los genitales de una vaca, sin desgarrar, ni dejar rastros de sangre. No son científicos, pero los paisanos no dudan en afirmar que no conocen ninguno capaz de semejante hazaña.
Pese a las dudas e hipótesis que se tejen sobre el enigmático caso, estudios difundidos ahora por científicos del Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria (Senasa) atribuyen las muertes de los bovinos "a carencias alimentarias o enfermedades parasitarias".

El Senasa no sólo descartó teorías que hablan sobre la supuesta participación de sectas, marcianos o "chupacabras", sino que además, asegura que "los animales predadores se comieron los órganos" de esos animales.
Es posible, pero no dieron ninguna explicación acerca de por qué se han producido tantos casos en tan poco tiempo, ni de qué enfermedad parasitaria se trataría y mucho menos han logrado explicar por qué ni los perros, ni las mulitas, ni los zorros, ni los pumas quieren acercarse a ellas.

Ahora resta saber si las respuestas del Senasa satisfacen finalmente a los hombres de campo, que siguen encontrando animales mutilados por la geografía rural de todo el país, o si persisten en la convicción de que "todo esto es cosa de Mandinga".

(Se ha leido 1875 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017