Buscar:

Entre 2004 y 2006 se evitaron 700 muertes de menores de 5 años por causas respiratorias

* En los últimos tres años esta estrategia permitió que se reduzcan más de un 50% las muertes infantiles por infecciones respiratorias y el número de hospitalizaciones graves.
El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, lanzó hoy la Cuarta Campaña de Invierno, cuyo principal propósito es prevenir la mortalidad infantil en todo el país por infecciones respiratorias en niños menores de 5 años,  reducir el número de hospitalizaciones y las complicaciones derivadas de este tipo de enfermedades.
Durante un acto realizado en el Salón Ramón Carrillo de la cartera sanitaria, el ministro explicó aspectos de la organización de la campaña, oportunidad en la que señaló que la misma se justifica ya que "este año tenemos más temor que otros, como consecuencia de que hace cuatro años que no tenemos un brote de bronquiolitis, y esto hace que haya condiciones inmunológicas y epidemiológicas que hacen posible que este año sea más dura la enfermedad".
El funcionario destacó que mediante esta estrategia "en los últimos tres años evitamos la muerte de 700 chicos menores de 5 años", agregando que "hemos reforzado la atención primaria no solo con más medicación, sino con pequeñas estadías –llamadas internaciones abreviadas– en los Centros de Salud barriales, para que los pacientes no tengan que llegar a un hospital".
Acompañado por la directora nacional de Salud Materno-Infantil, Ana Speranza, y el presidente de la Sociedad Argentina de Pediatría, Mario Grenoville, Ginés sostuvo que como parte integral de la campaña se llevará a cabo "una vacunación masiva a partir de la semana que viene para las personas mayores de 65 años y para los chicos que tienen alguna debilidad inmunológica como para necesitar la vacuna antigripal".
"El espíritu de la campaña es prevenir y tratar que las infecciones respiratorias queden bien atemperados y logremos evitar no sólo dolor y muchas enfermedades sino también muertes infantiles, y eso lo estamos haciendo en todo el país porque es una disposición del Consejo Federal de Salud, que integramos junto a todos los ministros provinciales de Salud", indicó González García.
El titular de la cartera sanitaria añadió que "en todos los Centros públicos de Salud hay dispuestas estrategias no solo de provisión de medicamentos sino también lo que se llama `internación abreviada´, que hace que cerca del lugar de residencia se pueden resolver algunos casos que necesitan alguna atención corta pero eficaz, sin tener que llegar al hospital". De todos modos, aclaró que "los hospitales están todos reforzados en sus terapias infantiles, de manera tal de tener la capacidad de respuesta necesaria".



En qué consiste la Campaña

Entre otros puntos, la campaña incluye la distribución de 180 saturómetros y 60 respiradores destinados a las terapias intensivas pediátricas, que se sumarán a los medicamentos e insumos adquiridos por la cartera sanitaria para el tratamiento de las enfermedades respiratorias en centros de atención primaria y hospitales.
Las acciones estarán orientadas a dar una respuesta adecuada a la demanda originada por el aumento de las enfermedades respiratorias en los niños durante el otoño e invierno. Más de 1.100 centros de salud y 250 hospitales de todo el país atenderán a la población bajo la modalidad integral de atención ambulatoria y hospitalizaciones abreviadas (ver La estrategia…).
Las Infecciones Respiratorias Bajas (IRB) constituyen un crítico problema de salud pública y son la primera causa de consulta por enfermedad en niños menores de 5 años en todo el mundo. En Argentina representan el 60% del total de consultas en pacientes menores de 2 años y casi el 30 por ciento del total de muertes de niños menores de 5 años; entre ellas el Síndrome Bronquial Obstructivo (SBO) es uno de los principales motivos de consulta ambulatoria pediátrica.
Los resultados de las anteriores campañas de invierno muestran el éxito obtenido, ya que se evitaron 527 muertes de niños menores de 5 años por infecciones respiratorias durante el 2004 y 2005, lo que implicó una reducción de casi el 40 por ciento respecto al 2003.
La puesta en práctica del programa  también generó un descenso de los egresos hospitalarios por causas respiratorias en niños menores de 5 años. Durante la Campaña de Invierno  2006 fueron atendidos en  centros de salud 261.971 niños. De ellos, sólo un 2% fue derivado al hospital, y apenas la mitad de éstos debió permanecer internado.
La estrategia de la Campaña de Invierno prevé la organización de la atención ambulatoria y de internación del primer nivel de atención (centros de atención primaria) y de hospitales, lo que incluye la previsión de camas de internación según nivel de complejidad, el refuerzo de recursos humanos, la provisión de insumos, vacunas y reactivos, la implementación de medidas de bioseguridad y el desarrollo de capacitaciones destinadas a los equipos de salud de todo el país.
Asimismo, se realizarán como en los últimos años, acciones de comunicación social –distribución de afiches y volantes, mensajes en radio y televisión– a fin de alertar a la población tanto sobre las medidas de prevención como sobre los signos de alarma (fiebre, tos, agitación, dificultades para respirar) que hacen urgente la consulta a un servicio de salud. De este modo se espera reducir los casos, y de aparecer la infección, tener la posibilidad de brindar al paciente un tratamiento oportuno.
El objetivo es generar una respuesta eficaz a la demanda que plantean las Infecciones Respiratorias Bajas entre los meses de mayo y septiembre, para reducir las complicaciones y la mortalidad por dicha causa –especialmente en los menores de 5 años–, mejorar la calidad de la atención del primer nivel de atención, a fin de disminuir la cantidad de derivaciones e internaciones hospitalarias innecesarias, que pueden ocasionar mala atención e incomodidad a las familias.
Los buenos resultados de la estrategia también se ven reflejados al observar otros datos. Por ejemplo, durante el primer año de la implementación de la Campaña de Invierno, la  mortalidad en menores de 5 años atribuida a esta causa, fue de 1,34 por mil sobre los nacidos vivos, lo que implicó una reducción no sólo con respecto a la del 2003 –año de la epidemia de bronquiolitis– en que la mortalidad se ubicó en el 1,99 por mil, sino también en relación al 2002, cuando  había llegado al 1,50 por mil de los nacidos vivos.
Además, el hecho de que los  niños sean atendidos en los centros de salud de los barrios, favorece la accesibilidad representando un beneficio no sólo para las familias, sino también  para el sistema de salud, ya que permite a los  hospitales dedicarse a la atención de los casos de mayor complejidad.
La estrategia de "internación abreviada".
Como en años anteriores, la estrategia prevé que los centros de salud dispongan de un área especial denominada "sala de internación abreviada" o de "pre-hospitalización", que posibilita atender simultáneamente a varios niños y resolver muchas situaciones de emergencia, descomprimiendo la demanda hospitalaria.
El protocolo de tratamiento establece que cuando un niño llega al centro de salud, su estado es evaluado por el médico según la gravedad de los síntomas respiratorios. Si lo necesita, se le administran medicamentos y permanece en observación una o dos horas en la sala de internación abreviada. Si mejora, puede regresar a su casa con algunas medidas de cuidado. De no ser así, es derivado al hospital que, de este modo, puede dedicar sus recursos a la atención de los casos más graves.
Por otra parte, el programa provee gratuitamente la medicación necesaria para el tratamiento de las patologías respiratorias. Para ello el Programa Materno Infantil ha comprado y distribuido medicamentos por más de $ 2.625.000, que se suman a los que el Programa Remediar distribuye directamente a más de 5.600 centros de atención primaria de todo el país.
La campaña es implementada por la Dirección Nacional de Salud Materno Infantil, que coordina con la Dirección de Epidemiología en lo relativo a la vigilancia epidemiológica. Las Unidades Centinela, por su parte, detectan el aumento de casos tanto a partir de las consultas de la población como de estudios virológicos. El seguimiento permite conocer con anticipación qué virus es el que está circulando en la comunidad y cuándo se va a producir el pico epidémico, información fundamental para la determinación de las medidas más adecuadas.

(Se ha leido 438 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017