Buscar:

SOCIEDAD

Investigarán un sistema de túneles que data de mediados del siglo XIX

Las galerías abovedadas tienen unos 800 metros de largo por casi dos de alto y se encuentran en la ciudad de Azul. Los estudios antropológicos comenzarán en octubre y buscan determinar qué función cumplían estas galerías bajo tierra, que también se encuentran en Tandil y Olavarría.
(DIARIOC, 16/08/2009) Un sistema de túneles abovedados del siglo XIX, de unos 800 metros de largo por casi dos de alto en la ciudad bonaerense de Azul, serán investigados por un equipo de antropólogos, que anunciaron que el inicio de la prospección está programada para octubre próximo.

Los profesionales, de la Universidad Nacional del Centro (UNICEN), realizarán excavaciones en varios sitios de la ciudad, a 300 kilómetros al sur de la Capital Federal, con la intención de develar el significado de esas construcciones.

La prospección será realizada por el antropólogo Miguel Mugueta, del Programa de Arqueología Histórica, Identidad y Patrimonio, de la UNICEN, y la antropóloga social Marcela Guerci.

En los trabajos de campo, participará en calidad de invitado el arqueólogo canadiense Gio Robinson, de la Universidad de Minessotta (Estados Unidos), un estudioso de las fortificaciones armadas por el ejército de ese país, en el oeste norteamericano.

"Aún hoy, parte de esas galerías revestidas con ladrillos cocidos suelen aparecer cuando se realizan excavaciones por diferentes sitios de la ciudad, y esos ladrillos son los mismos que se elaboraban en grandes hornos de la época", comentó a Télam Mugueta.

Luego señaló que "a mediados del Siglo XIX tenemos referencia sobre la fabricación de ladrillos cocidos y no de barro en Azul; pero como esto implicaba un gran consumo de madera o leña, recursos muy importantes de la época, al parecer lo reemplazaban con la quema de huesos que levanta una temperatura muy elevada".

Mugueta comentó que "ubicamos algunos lugares, como por ejemplo un horno que pertenecía a un tal Iriarte, del año 1840, que se encuentra en el barrio El Sol, de Azul".

Allí, dijo, los científicos iniciarán los trabajos de excavación "para extraer datos sobre la fabricación de ladrillos con los que se construían los túneles y parte de la estructura del fuerte Serapio Mártir", que fue el núcleo fundacional de Azul.

Según el antropólogo, los túneles abovedados "tendrían entre 700 y 800 metros de largo, por 1,60 de ancho, y 1,80 de altura. No tenemos en claro si eran para defenderse de algún ataque indígena, o bien fueron construidos con otro objetivo que ahora intentamos develar".

"Cada vez que un vecino excava un terreno para hacer una casa, o alguna otra construcción, aparecen fragmentos de esos túneles, fundamentalmente sobre la calle Belgrano", precisó.

Los túneles y pasajes subterráneos también aparecen en otras fortificaciones de ciudades vecinas, como Tandil y Olavaria, comentó.

"El tema es obtener la información a partir de las investigaciones arqueológicas, y determinar qué función cumplían estas galerías bajo tierra. Servían como refugio de eventuales ataques de indígenas, o bien para ocultar algún contrabando en la época de Rosas", especuló Mugueta.

En el marco del objetivo de develar cómo se vivía en los fortines bonaerenses durante la primera mitad del siglo XIX, el grupo de investigadores también retomará las prospecciones en el Fuerte Santa Catalina (primer fortín de Azul), en el Fortín Moyano y en el Fuerte San Benito.

"El fuerte San Benito se hallaba en el actual balneario de Azul, y se caracterizaba por su composición social mayoritaria de negros libertos, que mantenían intacta sus prácticas religiosas africanas y procedían de distintas milicias como la del regimiento de Blandengues", reseñó.

Del programa de investigación y los trabajos de campo, participarán además alumnos y docentes de la Escuela Media 1, de Azul, y estudiantes e investigadores universitarios.

Desde 1996, Mugueta dirige uno de los equipos de investigación en el área de la Arqueología Histórica de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNICEN y trabajó durante diez años en convenio con la Municipalidad bonaerense de Tapalqué.

Básicamente, su trabajo consiste en recuperar la historia de lo que fue la sociedad fortinera de mediados del siglo XIX, cuyos resultados de sus diferentes líneas de trabajo fueron objeto de publicaciones y presentaciones en congresos nacionales e internacionales.



Fuente: Télam

(Se ha leido 431 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email: