Buscar:

Qué tenés que hacer y qué no en tu primer día de trabajo

Diálogo, puntualidad, vestimenta y otras claves más para no dar un paso en falso y caminar hacia el éxito
(DIARIOC, 25/01/2011)Ya está, ya entraste. Ahora tenés que dar los pasos correctos para poder continuar un camino de éxito dentro de la empresa o del lugar donde estés trabajando. A continuación, un listado de lo que debés hacer, según la firma de recursos humanos Adecco.
Tener confianza en vos mismo: Ya te seleccionaron, por lo que tus características se adaptan al perfil que la empresa necesita. Repasá tus cualidades y tus defectos para saber de lo que sos capaz. Si tenés seguridad, las personas de tu alrededor lo notarán y confiarán en tus posibilidades.
Informate sobre la empresa: Preguntá a tus amigos, visitá la web de la compañía, conocé su historia, su estructura y su funcionamiento. Esto te ayudará a ir sobre seguro en el primer día.
Sé puntual: procurá llegar minutos antes de la hora de inicio, esto te dará tranquilidad.
Anotá los datos importantes: apuntá aquellos datos que puedas necesitar: claves, instrucciones, horarios. No tengas miedo en preguntar, aunque con moderación, no necesitás saberlo todo en un día.
La primera impresión es fundamental: el lenguaje corporal, la forma de expresarte y la vestimenta son determinantes. Una sonrisa es la mejor tarjeta de presentación. Mejor ser más formal de lo que se requiere que llamar la atención por lo contrario.
Conocé tu entorno laboral: memorizá los nombres de los que van a compartir tu rutina. Ubicá tu puesto de trabajo y los lugares que frecuentarás.
Unite al grupo en forma natural: no es necesario forzar la situación, tus compañeros acabarán integrándote en su grupo. Si participás en alguna reunión sé prudente, escuchá y no hables demasiado. Participa solo cuando tengas algo interesante que aportar, así tu criterio será respetado.
Fijate en lo que hacen los demás: observá cómo el resto se dirige al jefe, si el ambiente es serio o distendido o si se come en la oficina o fuera.
Mostrá tu predisposición a aprender: exponé tu interés por los detalles del puesto y por la estrategia y los objetivos de la empresa. Tus superiores te considerarán una persona capaz de sacar adelante cualquier proyecto.
No te exijas demasiado: Tené presente que es tu primer día y que nadie espera que vayas a rendir al 100%; necesitás un periodo de adaptación para ir aprendiendo todos los procedimientos y tareas que tendrás que llevar a cabo. Más adelante tendrás tiempo de desarrollar tus habilidades y demostrarlas.

Fuente: minutouno.com.ar

(Se ha leido 153 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email: