Catamarca
Martes 04 de Octubre de 2022
Buscar:

INFORME EXCLUSIVO

Un año sin Wanda: "Sabía que iba a terminar en forma trágica"

El 10 de febrero, Taddei fue internada por las quemaduras recibidas en una pelea con su marido, Eduardo Vázquez. Once días después, murió. En el primer año del deceso de la joven, sus padres hablaron en exclusiva.
(DIARIOC, 09/02/2011)Se cumple un año de la muerte de Wanda Taddei en medio de una pelea con su marido, Eduardo Vázquez, quien en ese entonces era baterista de Callejeros.

Wanda estaba convencida de que Eduardo era el amor de su vida. Había nacido el 24 de abril de 1980 y vivió sus 29 años con total apasionamiento, una pasión que la consumió hasta la muerte.

“Fue rockera de alma”, dijo Beatriz, la madre en declaraciones exclusivas a Canal 26. Su padre, Jorge Taddei definió a su hija y su marido como “pareja conflictiva”: “Yo dije en una reunión ´esto va a terminar en forma trágica´...”

“Sentía que iban a morir mis dos nietos”, agregó la mamá de la joven que perdió la vida el 21 de febrero de 2010, luego de once días de agonía por las graves quemaduras que recibió cuando en su cuerpo quedó rociado de alcohol y se prendió fuego en circunstancias que tratan de aclararse. El principal acusado es el ahora ex Callejero, que sigue en prisión hasta que se incie el juicio por la muerte de Taddei.

Wanda y Eduardo se conocían desde hace años. El amor y el rock los unió. “Ellos se habían conocido cuando Wanda tenía 15 años y un día Beatriz, muy preocupada, me dice ´parece que Wanda anda con un grupo de chicos que anda con la droga´. Nos pusimos alerta y en un momento que vino, me planté a Vázquez y le dije ´flaco, vos acá no tenés nada que hacer, tomatelá´...”, dijo el papá de la joven.

“Recuerdo cuando estaban de novios que había discusiones y peleas. Momentos buenos y momentos malos. En una reunión dije ´esto va a terminar en forma trágica´. No pensé que iba a morir quemada Wanda, pero pensé que iba a terminar mal”, sentenció con profundo dolor Jorge.

“El día de casamiento, en el micrófono dijo ´ahora nadie nos va a poder separar´. Y él se ocupó de separarla para siempre. Él fue el que la sacó del mundo”, declaró con bronca y dolor la mamá.

Los padres de esta víctima de la violencia doméstica saben que su hija no registraba que era una mujer golpeada y hasta se enojaba cuando alguien se metía en sus peleas matrimoniales.

“Wanda nunca reconoció que tenía violencia hacia ella... amigas de ella la vieron moreteada y les decía ´me golpié con la escalera´. Ahí había una típica patología de mujer golpeada”, destacó Jorge.

“Hace poco me encontré con la depiladora de ella y me dijo ´vino muchas veces golpeada, con muchos moretones´, pero nunca les dijo que era por violencia”, aseguró Beatriz.

“El vecino de adelante, una noche, la estaba agarrando a palos en la calle. Sale Juan para frenarlo a este tipo y Wanda se le puso de frente y le dijo ´Juan, vos no tenés nada que ver, estos son problemas nuestros, mandate a mudar´...”, cita como ejemplo el papá de la víctima.

Wanda se guardaba su conflicto marital en secreto, pero las marcas estaban en su cuerpo: “Cuando la hermana se acerca, ella nunca le cuenta sus problemas. Ayuda a su hermana a separarse, sabe dónde tiene que ir, dónde asisten a la mujer, la asesoran muy bien pero ella nunca le dijo a su hermana... No salía con las amigas, no querían que vayan a la casa, o hacía ir a la hermana o a las amigas en los horarios que él no estaba”.

“Mi hija, que es menor y buena mamá, y vio que él no los trataba bien a los chicos y dijo ´nunca más voy a venir mientras esté él´. Los informes de los psicólogos dicen que el mayor llegaba triste cuando le pegaban a la madre”, agregó la mujer.

En medio de la violencia doméstica, que Wanda escondía, sus padres hicieron la denuncia. Se arriesgaron a alejarse de su hija y sus nietos. “Yo hice lo que tenía que hacer, con todas las consecuencias que pude haber tenido”, dice Beatriz.

“Yo soy el padre de Wanda, no tengo ninguna culpa. Yo no soy el psicopedagogo, ni psicólogo. Soy un laburante, eduqué a mis hijos con lo mejor que tuve. No alcanzó, pero no tengo la culpa”, comenta Jorge.

Cuando piensa en Wanda, Betty le dice “que se equivocó”: “Las primeras veces que fui al cementerio pensaba que la que tenía que estar ahí era yo y no ella, y después iba y la retaba porque eligió una bestia humana”.

Fuente: 26noticias.com.ar

(Se ha leido 178 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2022