Buscar:

ESCUELA-ABUSO SEXUAL

Una maestra de una escuela religiosa presa por el abuso sexual de niñas

Una psicopedagoga, docente de un tradicional colegio religioso del sur del Gran Buenos Aires, está presa acusada de haber abusado de tres niñas de tres años, alumnas del establecimiento, y padres de las nenas se quejaron por la lentitud de las autoridades de la escuela en separar a esa maestra jardinera.
La docente, identificada como Clarita Viviano, de 24 años, fue  detenida a mediados de este mes y en 15 días la fiscalía actuante,  a cargo de Oscar Acevedo, del Departamento Judicial Lomas de  Zamora, podría pedirle la prisión preventiva bajo la acusación de  "abuso sexual calificado", que prevé penas de ocho a 20 años de  prisión, dijeron fuentes judiciales.  

La mamá de una de las chiquitas, que dio comienzo a la  investigación, se mostró indignada, en una charla con Télam, por  el hecho de que aparentemente Viviano intentó hacer pasar como  responsable de las vejaciones a una compañerita con problemas  psíquicos y motrices.  
El caso comenzó a fines de mayo, cuando una niña de tres años  que concurría al jardín de infantes del colegio Euskal-Echea,  ubicado en Lavallol, partido de Lomas de Zamora, volvió a su casa  con un fuerte ardor en la vagina.  

Liliana, madre de la criatura, narró a Télam que en esa  oportunidad constató que la niña sangraba en la misma zona, y que  el fuerte ardor afligió a la nena hasta las tres de la madrugada.  

"Al día siguiente llevamos a la nena al pediatra, quien  comprobó que tenía el himen perforado con un círculo del tamaño de  un dedo humano y uno de los labios lastimados, que era lo que le  producía el ardor", recordó la mujer.  

Liliana añadió que el propio médico le recomendó que hiciera  la denuncia judicial, cosa que hizo ante el fiscal Acevedo.  

Las pericias médicas revelaron que la niña había sido abusada  por la presión de un dedo, y en una charla que tuvo con su hija,  la chiquita le dijo que no recordaba muy bien lo sucedido, pero  creía que una compañerita con problemas psicomotrices la había  tocado.  

"Después me dijo que Viviano, que en la escuela trabajaba desde hace dos años como preceptora, le había sacado el buzo y  bajado el pantalón y la bombacha en el baño del colegio", puntualizó la mujer.  
(Télam).

(Se ha leido 968 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017