Catamarca
Miercoles 23 de Septiembre de 2020
Buscar:

WIMBLEDON

Nalbandian brilló una vez más, es finalista y lo espera Hewitt

Londres, 6 de julio (Télam).- David Nalbandian inscribió este sábadosu nombre en la historia grande del tenis argentino y sudamericano de hombres, al clasificarse para la final de Wimbledon, el torneo más importante del mundo, tras completar con éxito su partido ante el belga Xavier Malisse, a quien venció en cinco sets y se ganó el derecho a definir el título ante el australiano Lleyton Hewitt.
Londres, 6 de julio (Télam).- David Nalbandian inscribió este sábadosu nombre en la historia grande del tenis argentino y sudamericano de hombres, al clasificarse para la final de Wimbledon, el torneo más importante del mundo, tras completar con éxito su partido ante el belga Xavier Malisse, a quien venció en cinco sets y se ganó el derecho a definir el título ante el australiano Lleyton Hewitt.

Nalbandian, nacido en Unquillo, Córdoba, hace 20 años, apabulló por 6-2 en apenas 32 minutos a su rival, y completó la victoria que se había complicado un poco ayer, cuando el partido debió ser suspendido por falta de luz natural cuando estaba igualado en dos sets, con parciales de 7-6 (7-2) y 6-4 para el argentino, y los dos últimos por 6-1 y 6-2 para Malisse.
El cordobés dejó aún más atrás el record de Guillermo Vilas (fue dos veces cuarto finalista) y también se convirtió en el primer jugador que se consagra finalista en su primera participación, una marca que poseía el norteamericano Jonh Mac Enroe, semifinalista tras su debut absoluto en Wimbledon.
Nalbandian tendrá mañana la oportunidad de seguir haciendo historia, aunque en la final lo espera nada menos que el número uno del mundo, el australiano Leyton Hewitt, quien acabó ayer con las esperanzas de los ingleses de ver a uno de los suyos el último día, cuando venció a Tim Henman por 7-5, 6-1 y 7-5.
Nalbandian, 28vo. cabeza de serie, se consagró finalista por que logró imponer su tenis por sobre el de Malisse (27mo. favorito), y también porque en los momentos adversos sacó a relucir un temple propio de los grandes.
El argentino parecía encaminarse al triunfo tras los dos primeros sets jugados ayer, en los que funciónó su devolución y eligió bien los momentos para atacar, pero luego se complicó en los dos últimos parciales y su sueño parecía esfumarse, aunque la llegada de la noche a Londres lo favoreció.
La victoria del cordobés es el punto más alto de un año que el tenis argentino no olvidará por muchísimo tiempo, y que de concretarse algunos resultados más puede ser aún mejor.

(Se ha leido 131 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email: