Buscar:

Cómo elaborar psicológicamente la pérdida de un embarazo

Tal vez sea la situación más penosa por la que un ser humano puede transitar. Un momento de la vida del que se espera que sea todo felicidad puede convertirse en tristeza absoluta. Cómo atravesar y superar el duelo
(DIARIOC, 26/05/2011)De este momento se espera: alegría, felicidad plena, sentimientos de incondicionalidad y de completud. Pero como toda etapa de la vida hay otra parte a la que hace años llamé “la parte no tan feliz” de la maternidad y paternidad.

Se trata de aquellas personas que viven en la búsqueda, la espera, el embarazo o la llegada del bebé, alguna situación difícil: porque no llega, por algún diagnóstico complicado, por necesitar reposo prolongado y sus riesgos o la pérdida del embarazo.

Frente a esta última situación, más frecuente de lo esperado, se desatan distintas emociones y sentimientos, que en general cada miembro de la pareja vive diferente.

La primera gran sensación que se comparte es “no voy a poder salir de esto”, acompañado de signos de desgano generalizado y llanto inconsolable. En los sucesivos días luego del triste acontecimiento se suele convivir con enojo:

- enojo con el médico que atendió durante el embarazo y/ o parto
- enojo con la institución que los recibió
- enojo con Dios

Todos intentos de buscar un responsable, una explicación cuando desde lo médico a veces no la hay, o no alcanza.
Allí pueden devenir las culpas: “habrá sido porque yo…” con distintas opciones que pueden completar esta frase, desde cuestiones físicas, estilo levantar peso, subir escaleras; pasando por lo emocional: conexión/alegría por el embarazo, atravesamiento de situaciones de estrés; llegando a lo místico: castigos, destinos, entre otros. La búsqueda de una explicación, acompañada de la fórmula “por qué a mí?” se mete por todos los rincones que el razonamiento, las hipótesis y cualquier paradigma puedan brindar.

Este es un momento difícil que deberá devenir en aceptación de la situación para abrir las puertas al proceso de duelo.

¿Qué es el duelo?

El duelo es el proceso de elaboración en relación a una situación de pérdida, tanto de ausencia física de algún ser querido como de un proyecto, de una ilusión.

Es un período de adaptación a la nueva situación, acomodación de los sentimientos de pérdida y construcción de la idea de lo que vendrá…

Por supuesto que la modalidad de este proceso y el tiempo que demande depende de cada persona, los recursos emocionales afectivos con los que cuenta.

En líneas generales podemos decir que las etapas de este proceso son:

- Registro de la pérdida
- Adaptación a la misma
- Elaboración de la misma
- Convivencia saludable con la marca que esta pérdida deja

Es necesario atravesar estas etapas para poder continuar con una vida emocional saludable. De no ser así puede dar lugar el desarrollo de un duelo patológico, entendiendo como tal al proceso que se manifiesta con síntomas físicos

emocionales: fatiga, astenia, depresión, situación maníaca, aislamiento, entre otros.

Es sugerible asistir a la consulta con un profesional: siempre que se considere que aparecen manifestaciones que llaman la atención, estilo: “parece como si no le afectara”, “lo elaboró demasiado rápido”, “ni lo/a nombra”, etc.

- En cada situación que se observe que la persona no está pudiendo continuar con su vida habitual
- Cada vez que evaluemos que no la persona afectada no está pudiendo sola, que necesita ayuda
- Cuando se requiere contención u orientación para acompañar a los niños
- Frente a nuevos síntomas físicos y/ o emocionales afectivos

¿Cómo deben actuar las personas cercanas al que está de duelo?

Para ayudar a quien está atravesando un proceso de duelo, la idea sería poder ponerse a disposición de quien lo protagoniza, acompañándolo según sus propias necesidades y condiciones.

Algunas personas necesitan conversar acerca de lo sucedido, otras no pueden hacerlo hasta que no haya avanzado en las etapas del duelo; hay quienes necesitan compañía permanente y quienes lo viven como un camino solitario. Es necesario respetar la singularidad de cada uno para poder acompañar y ayudar de verdad.

¿Cómo atravesarlo?

En la pareja suelen distribuir sin planificación previa e influenciados por mandatos culturales, roles diferentes para el hombre y la mujer.

Se supone que el hombre ocupa el lugar del fuerte de la pareja/ familia, sostenedor de su mujer y entonces no demuestra su afecto, su dolor.

Esto suele ser un esfuerzo enorme para el hombre, y en la mayoría de los casos con resultados poco exitosos. La mujer siente que él no la acompaña, que no le importa lo sucedido, que “está en otra”.

Diferencias estructurales mediante, el género masculino suele tener rasgos más pragmáticos, negadores y calculadores que lo llevan a manifestar frases como: “ya pasó”, “miremos para adelante”, “demos vuelta la página”…generando distanciamiento con la mujer que también por rasgos estructurales necesita hablar de ello, tomarse su tiempo para transitar el dolor y no pensar en el día de mañana sin resolver el aquí y ahora.

Por ello es sugerible que cada uno exprese lo que siente, manifieste lo que necesita del otro y que se puede compartir el dolor, como así también se puede tener un proceso distinto y eso no significa indiferencia.

Mi experiencia en el consultorio recibiendo a muchas parejas atravesando esta situación y acompañándolos en la elaboración del duelo me lleva a transmitir con total seguridad: tranquilos, de ello se sale.

El objetivo del espacio terapéutico en estas situaciones tiene como objetivos:
- Asegurarse de una correcta elaboración del duelo
- Diagnosticar a tiempo y trabajar sobre un duelo patológico
- Acercar a las parejas a compartir el dolor para acercar diferencias y/o sensación de distancia
- Acompañar en el inicio de un nuevo embarazo liberando temores y angustias
- Despejar bien el espacio para que cuando llegue se encuentre con un ambiente saludable

Efectivamente se puede, se sale, se logra convivir con esa marca sin olvidar (ningún padre desea olvidar lo sucedido), pero acotando el espacio que ocupa para dar lugar a una vida saludable y disfrutable.

Por: licenciada Marisa Russomando, Psicóloga (MN 23189), directora de Espacio La Cigüeña (Infobae)

(Se ha leido 102 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Más Noticias:

01-11-2018 Hidratación en la actividad física: el uso de bebidas deportivas
28-12-2015 El Ministro de Salud visitó el hospital de La Merced
23-12-2015 Ministerio de Salud aconseja el consumo responsable de alcohol en las fiestas
23-12-2015 Salud desaconseja el uso de pirotecnia en las fiestas
21-12-2015 Salud inauguró un consultorio odontológico en El Portezuelo
04-12-2015 El Programa Sumar aclara sobre pago a becados
04-12-2015 Este 5 de diciembre será de concientización sobre la lucha contra el Cáncer Bucal
02-12-2015 Entregaron certificados de capacitación de Consejería y Colocación de DIU | Catamarca, felicitada por Nación en materia de Salud Sexual y Procreación Responsable
26-11-2015 Acto de Colación en el CIS del Programa Yo Si Puedo
26-11-2015 CRISIS EN OSEP | Afiliados a la OSEP deberán pagar la consulta minima $180
Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email: