Buscar:

"Patovicas" Procesados en Salta

Asesinaron Brutalemente a un joven de 19 años en un "Boliche"

Para la Justicia, Daniel Jaime murió por los golpes propinados por los "patovicas" Gutiérrez y Delgado. El joven, de 19 años y padre de una beba, fue agredido cuando lo expulsaron del boliche "Puerto Megadisco", según publica en la edicion de 1 de enero, el Diario El Tribuno, en nota firmada por Sebastián Rodriguez. 
  

Señala el artículo periodíStico que "después de seis meses de investigación y detenciones, el telón cayó por fin en el caso Jaime, aquel joven que el domingo 22 de junio último se fue a bailar al bolicihe "Puerto Megadisco" y al otro día terminó tendido en la vereda del local, pero no porque estuviera ebrio sino por la paliza que le habían dado los patovicas, esos muchachos musculosos y de remeras llamativas que se pasean entre la barra y la pista.

Culpable o no de un incidente menor ocurrido dentro del local, estos guardias, que de un tiempo a esta fecha se convirtieron en juzgadores y verdugos de los jóvenes que asisten a los boliches, lo golpearon de tal manera que en cuestión de horas Jaime quedó cuadripléjico, y a los cuatro días murió.

Tuvo que ser la muerte, como sucede casi siempre, la que hizo poner el grito en cielo de los salteños. Así de pronto, la pena por el terrible fin de este joven dio paso a la justicia, y de a poco los actores y sospechosos de aquella noche asesina comenzaron a caer tras las rejas.

Los primeros en ser detenidos fueron dos menores, clientes del local y los tres patovicas que estuvieron aquella noche: Gustavo Sixto Gutiérrez, Jorge Antonio Delgado y Martín Fernández, los que con chaquetas mimetizadas representaban a la empresa "Grupo de Temple", que tenía a su cargo la seguridad del local.

Mientras la Municipalidad clausuraba el local de la calle Jujuy, que hasta hoy permanece en las sombras, las detenciones siguieron y sorprendieron, ya que a la lista de sospechosos se sumaron dos policías, luego otros dos y un quinto al final.

Pero las sorpresas no terminaron allí, ya que a los meses cayó preso el dueño de la agencia de seguridad, Edgard Yamil Dip, quien como sus tres empleados se limitó a deslindar responsabilidades por la brutal golpiza de Jaime.

El número de acusados por el asesinato den Jaime, que llegó a catorce, se cerró con la detención de Pablo Alejandro Cávolo, Orlando Tomás Flores y Juan José Brizuela, quienes entraban en acción cada vez que los patovicas oficiales eran desbordados por algún incidente interno, como sucedió en este caso.

La reconstrucción

Fue la medida judicial ideal para llegar a la verdad de lo ocurrido, ya que en sus indagatorias la mayoría de los catorce acusados dieron c ada uno una versión distintas de cómo fue que murió Jaime, hipótesis que porsupuesto no hacía más que echar culpas unos sobre otros.

Para esclarecer lo ocurrido, el juez decidió volver al escenario de los hechos y por varias semanas, el boliche volvió a encender sus luces, aunque no para bailar sino para que cada uno de los acusados probara que lugar o rol tuvo al momento en que Jaime fue golpeado.

De esta manera, las dudas se fueron despejando hasta que todas las pistas quedaron sobre los patovicas, los tres jóvenes que los ayudaban y el dueño de la agencia de seguridad, mientras que la situación de los cincos policías y los dos menores pasaron a un segundo plano.

Al tiempo, y tras un pormenorizado análisis, el 24 de diciembre pasado, el juez dio a conocer la resolución que dejó procesado por el delito de homicidio a Gutiérrez y Delgado, mientras que Cávolo y Flores fueron acusados de partícipe necesarios. Para éstos, el magistrado ordenó la prisión preventiva.

Fernández, Brizuela y el dueño de la agencia, en tanto fueron procesado por el delito de encubrimiento y a la vez beneficiados con la libertad provisoria. Los policías detenidos y luego liberados al igual que los dos menores, en cambio resultaron sobreseídos.

La sospechas sobre los policías surgió tras la poca colaboración de parte de esa fuerza al momento de establecer la identidad de los policías que la noche de los hechos estuvieron asignados como adicionales en el boliche, lo que hizo presumir cierta connivencia policial, lo que posteriormente quedó descartado.

Agrega la nota que "de esta manera, la investigación por el asesinato de Carlos David Jaime cerró una etapa, la primera. Ahora resta esperar que esta resolución quede firme o bien surjan las apelaciones del caso".

EL ABOGADO DE LA FAMILIA

El abogado de la familia de la víctima (actor civil),  Roberto Elio Gareca, quien había urgido la resolución de la causa, ante una consulta de AGENSALTA dijo que se expresará cuando conozca los fundamentos del procesamiento el proximo lunes.Si bien se mostró cauto en sus declaraciones, se evidenciaba satisfecho por la decisión arribada y señaló su esperanza de que "el reciente crimen del joven Matías López en un episodio similar al de Jaime, aunque los presuntos victimarios aparentemente son jóvenes estudiantes tenga rápida resolución en beneficio de la sociedad salteña. Finalmente expresó su extrañeza de que los policías uniformados que estaban en el boliche y nada hicieron para detener la agresión, hayan sido todos sobreseidos. 

Fuente: Diario El TRibuno de Salta 

(Se ha leido 1222 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017