Buscar:

( - Agencia CyTA-Instituto Leloir. Por Bruno Geller) -

Los cementerios crían mosquitos

Vectores del dengue y otras enfermedades proliferan en los cementerios de la Ciudad de Buenos Aires. Un estudio del argentino Darío Vezzani, investigador del CONICET, ofrece una descripción general sobre las condiciones que favorecen el desarrollo de los mosquitos y al mismo tiempo propone medidas para controlar este peligro.

(Agencia CyTA-Instituto Leloir. Por Bruno Geller) - Los cementerios urbanos son lugares donde mosquitos de diversas especies encuentran el ambiente apropiado para vivir y reproducirse. Varias de esas especies son vectores de enfermedades como encefalitis, dengue, fiebre amarilla urbana, y filariosis linfáticas, entre otras.

“Es importante estudiar los factores que convierten a los cementerios en hábitats ideales para la cría de mosquitos. A partir de los resultados, podemos elaborar estrategias destinadas a eliminarlos o bien a prevenir su desarrollo”, afirma el Doctor Darío Vezzani, Investigador del CONICET e integrante del equipo de investigación de la Unidad de Ecología de Reservorios y Vectores de Parásitos del Departamento de Ecología, Genética y Evolución de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.
Un trabajo de Vezzani, publicado en la prestigiosa revista científica Tropical Medicine and International Health, explica que en los cementerios urbanos, los mosquitos encuentran todo lo que necesitan para satisfacer sus necesidades: azúcar, sangre, refugio y agua.
“Los mosquitos, en general, tienen una serie de necesidades para poder desarrollar su ciclo de vida, los machos y hembras obtienen su energía a partir de sustancias azucaradas, por ejemplo, néctar y frutas maduras, que les permite realizar la mayoría de sus actividades biológicas, como por ejemplo volar y dispersarse. Las hembras necesitan además alimentarse de sangre de personas, aves, roedores, gatos y otros animales para la maduración de los huevos. Ambos sexos necesitan de sitios que sirvan de refugio para descansar durante determinados momentos de su vida, luego de la emergencia desde el estadio inmaduro a adulto, para digerir la sangre y madurar sus huevos”, señala Vezzani.

El agua que necesitan los mosquitos para colocar sus huevos y para que se desarrollen las larvas está disponible en recipientes artificiales que abundan en los cementerios urbanos: latas, vasijas, botellas, objetos que suelen ser usados para colocar flores a los seres queridos.
“En promedio, en una ciudad como Buenos Aires se pueden encontrar unos 250 recipientes por hectárea (una manzana), mientras que en un cementerio pueden contabilizarse entre 1000 y 1500 por hectárea”, afirma Vezzani y agrega: “En los ‘cementerios parques’ se dan otras condiciones porque no se utilizan floreros”.

Cementerios urbanos de Buenos Aires

Estudios recientes realizados en 16 países, entre ellos Argentina, Brasil, Estados Unidos, Guatemala, Japón e Italia entre otros, han detectado 31 especies de mosquitos que se crían en los cementerios urbanos. En los cementerios de Buenos Aires y otras ciudades argentinas, las dos especies más comunes de mosquitos son el Aedes aegypti, proveniente de África, y el Culex pipiens. “Aedes aegypti es vector del dengue y la fiebre amarilla urbana, mientras que el Culex pipiens es vector de numerosos virus que producen encefalitis”, indica Vezzani.
Desde 1998, hubo brotes de dengue en el norte del país en las Provincias de Salta, Jujuy, Formosa y Misiones. En la actualidad están registrándose una gran cantidad de casos importados en Clorinda y Puerto Iguazú como consecuencia de una epidemia en Paraguay. Además, recientemente se detectaron los primeros casos humanos de encefalitis de Saint Louis y el ingreso al país del virus del Nilo del Oeste, este último detectado en caballos. Ambas enfermedades son transmitidas por el Culex pipiens, afectan el cerebro y en algunos casos pueden ser fatales.
“No se han detectado casos autóctonos de estas enfermedades en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, existe el riesgo potencial de transmisión cuando personas que vienen desde áreas endémicas (en el caso del dengue) o aves (en el caso del virus de Saint Louis y el virus del Nilo del Oeste) ingresan a la ciudad infectadas con el virus. Si existe el mosquito vector, en algún momento podrían darse las condiciones para que una de estas enfermedades se transmita en la ciudad”, asegura Vezzani.

Medidas de control

Las estrategias para frenar la proliferación de los mosquitos son variadas y dependen de la biología de la especie a controlar. “Si hubiese un brote de dengue, las estrategias de control deberían enfocarse en los criaderos artificiales de la ciudad, mientras que si el objetivo es evitar la proliferación de mosquitos en parques públicos es necesario nivelar el terreno para que los charcos no se formen ya que en el agua se desarrollan las larvas”, puntualiza Vezzani.
Independientemente de la especie, en una situación de epidemia real se realizan rociados con determinados insecticidas para eliminar la población de mosquitos adultos que son portadores del virus y así intentar cortar la transmisión. “Ese es el caso actual en Clorinda y Puerto Iguazú, donde se está fumigando intensamente con insecticidas piretroides, con motivo del brote de dengue en Paraguay”, señala Vezzani.
“Como regla general y particularmente para el mosquito vector del dengue, la principal herramienta y también la más efectiva es educar a la población. Sin recipientes que acumulen agua, no hay mosquitos. La prevención es el camino más serio a seguir, sin embargo, esto es muy difícil de implementar”, afirma Vezzani.
Según el investigador del CONICET, las sugerencias propuestas por distintos autores de todo el mundo incluyen utilizar recipientes con arena húmeda en vez de agua, cambiar el agua de los floreros a los pocos días, y usar flores artificiales en el suelo y no en floreros. Entre los especialistas, existe un consenso explícito de que la única medida de control efectiva y definitiva para el problema de la proliferación de los mosquitos en los cementerios urbanos es la eliminación de los floreros o al menos del agua dentro de los cementerios.

“Es una medida muy difícil de implementar porque requiere un cambio cultural muy profundo en la población. También habría que considerar otros problemas asociados, por ejemplo, el que se refiere a la gran cantidad de personas que viven de la venta de flores en los alrededores de los cementerios de todo el mundo, o incluso los cuidadores de las parcelas que obtienen una remuneración por mantener esos arreglos florales en buen estado. Es un problema muy complejo que requiere la participación de todos los actores involucrados”, indica Vezzani quien también advierte que el problema se presenta no sólo en los cementerios, sino también en los hogares, donde también se crían mosquitos, pero en menor cantidad.

Otro estudio realizado por Vezzani y un equipo de colegas demostró que solo la mitad de los recipientes hallados en los cementerios de la Ciudad de Buenos Aires había sido provista por las autoridades, el resto de los recipientes había sido ingresado por los visitantes. “Pero esto es solo un ejemplo de cómo las normas vigentes no son respetadas. En realidad, los floreros provistos por los cementerios resultaron ser tan buenos criaderos de mosquitos como los que ingresan las personas”, observa el experto.
“Algunos investigadores de Estados Unidos propusieron a partir de sus estudios de campo, que los floreros de bronce evitarían el desarrollo de los mosquitos debido a que este metal podría ser tóxico para las larvas o para los microorganismos de los cuales ellas se alimentan. Sin embargo, dado el costo y el esfuerzo que implicaría reemplazar los floreros en los cementerios urbanos -por ejemplo en la Ciudad de Buenos Aires hay unos 153.000-, esta hipótesis requiere de mucho estudio previo y testeos en laboratorio y campo antes de plantearla como una solución real al problema” concluye el experto.


(Se ha leido 1153 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Más Noticias:

25-02-2017 Celulares viejos vs Smartphones. ¡Cuales son mejores?
22-02-2017 Ahorro de Energía en tu casa | Llegó la tecnología Inverter a las Heladeras. Que es?
27-06-2016 NANOTECNOLOGÍA | Elaboran un producto para rejuvenecimiento de la piel
24-06-2016 Lanzamiento Smartphones | Samsung Galaxy S7 y Galaxy Edge
16-12-2015 Consejos para que las compras navideñas online
01-12-2015 TECNOLOGÍA EN ALIMENTOS | Carne de llama, fuente de productos aptos para celíacos y alérgicos
23-11-2015 Las elecciones marcaron un récord en Facebook
19-11-2015 Los padres pueden ayudar a sus hijos a navegar en la web de forma segura
19-11-2015 Ciencia y Tecnología de Educación, trabajando para fabricar baterías de litio‏
10-11-2015 TensorFlow, el cerebro artificial de Google, abierto a todo el mundo
Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017