Buscar:

Macaroff le envió una nota al Gobernador con sugerencias sobre el régimen de diferimientos

El CPN, Raúl Macaroff, especialista en el tema de Regímenes Promocionales le envió una nota al gobernador Brizuela del Moral comentándole una propuesta que apunta a contribuir en la etapa de diálogo con la Nación, a ordenar el marco institucional interno de los aspectos operativos, técnicos, legales, y, de una manera incipiente, políticos, con relación al ejercicio de las funciones de Autoridad de Aplicación del Régimen Nacional de Desarrollo Económico instaurado por la Ley 22.702 para la Provincia de Catamarca.
"Percibo que en este momento que el Gobierno de la Provincia se encuentra con un importante dilema en cuanto a que existen dos posiciones aparentemente enfrentadas o mutuamente excluyentes, tanto por su filosofía conceptual como por la resolución técnica sobre la materia del régimen de promoción impositiva", sostiene Macaroff.
Agrega que "bajo esta circunstancia de presión, particularmente potenciada por lo perentorio de los tiempos con que se maneja la actividad productiva y la sensibilidad de sus empresarios ante los cambios en las reglas de juego o la inseguridad jurídica de las relaciones contractuales, no aparece aún con claridad ninguna tercera posición o intermedia, medianamente confiable con resultados en el corto plazo y exenta del prejuicio natural entre polos opuestos".
En este sentido, menciona que "mientras ello ocurre, las relaciones locales se tensan e incluso deterioran al grado de desvincular a iguales y la situación resulta más que propicia para oportunistas aventureros políticos y pseudos empresarios, que intentarán por los medios a su alcance llevar agua para su molino, en el mejor de los casos gracias a oficiosas gestiones en pro de la ´solución política´, pero si esta solución no lleva implícita un fundamento generalizado de razón técnica sólida, será como la mentira de patas cortas y volveremos a tener problemas irremediablemente; también, y por desgracia, habrá quien del caos y la miseria pretenda lucrar obteniendo una jugosa tajada en su favor con la "judicialización" del régimen (venta de juicios contra el Estado Nacional o el Estado Provincial, ergo indemnizaciones por daños y perjuicios y cuantiosos honorarios profesionales)".
Luego agrega que "a pesar de haber transcurrido ya más de dos décadas desde la vigencia de la Ley Nacional de Desarrollo Económico Nº 22.702 y a casi treinta años de las primeras radicaciones industriales de envergadura al amparo de la Ley de Promoción Industrial Nº 20.560 con su Decreto Regional Nº 830/74; la Provincia de Catamarca no ha logrado ordenar internamente una estructura salida de administración que le permita ejercer los diferentes grados de su autoridad de aplicación acumulando y perfeccionando contenidos técnico-instrumentales sobre procedimientos, mecanismos, doctrinas y jurisprudencia administrativa por experiencia y aprendizaje, junto a una formación orgánica de sus recursos humanos".


Lo que en definitiva conformaría el perfil o personalidad pública de la Autoridad de Aplicación.

"Este déficit se observa con mayor impacto en los naturales recambios que la gestión política propicia en las diferentes instancias superiores de gobierno, no obstante la problemática técnica básica poco y nada ha cambiado a lo largo de todos estos años, sin embargo el efecto perjudicial de la falta de estructura estable se potencia en las estribaciones o última etapa de la promoción, pues los escasos tiempos de la realidad económica y fiscal distan dramáticamente de los necesarios para la toma de razón y conocimiento de nuevos funcionarios, tanto más si con ello se intentan cambios, propician marchas y contramarchas bajo la presión de las presunciones más que de las razones y los prejuicios por sobre la precisión del conocimiento", señala Macaroff en la nota enviada al Gobernador.
Agrega que "la experiencia de por lo menos los últimos quince años nos indica que, salvo casos de excepción, los sucesivos funcionarios del Ministerio de Producción y Desarrollo de la provincia, cuyas funciones y responsabilidades, exceden con creces, los meros aspectos técnicos de la promoción, demoran entre 18 y 24 meses para adquirir un conocimiento medianamente aceptable de la problematica, y siempre a raíz de alguna crisis operativa o legal que deja su marca, su secuela en la seguridad jurídica del contrato de promoción y en la propia consolidación de las inversiones productivas".
Ante esta situación o coyuntura, y en la medida que el tema no hubiera sido ya resuelto por el Gobierno, me parece oportuno recrear una propuesta que permita algún grado de continuidad y garantía técnica de gestión en ciertas políticas del régimen de promoción a través de una estructura funcional que pueda situarse entre la actividad privada y el sector público en una figura parecida, o incluso relacionada, a la Agencia para el Desarrollo Económico de Catamarca (ADEC), ya que en ella participan, ademàs de la Representación Estatal Provincial, destacados referentes de las actividades de formación y acción socioeconómica, como la Cámara de Empresas Agropecuarias, Unión Industrial, Universidad Nacional de Catamarca, CGT, Consejos Profesionales (Ingenieros, Contadores, Abogados, etc.) y otras entidades gremiales e intermedias.
Como la promoción de la Ley Nacional de Desarrollo Económico Nº 22.702 (industrial, agropecuaria y turística) tiene un horizonte cierto y definido de finalización hacia el año 2012/2013 (conclusión de las cuentas computarizadas y puesta en marcha de la mayoría de los proyectos más tardíos), la estructura debería tambien tener una vida acotada a esa fecha.
En el sector público esto se denomina Unidad de Proyectos Especiales (U.P.E.), pero la idea es darle más dinamismo, descentralización, autonomía, profesionalidad y participación activa del sector privado.
Una especie de Gerencia Mixta de Administración de Proyectos, cuya función asignada por una Ley Provincial de creación y reglamentada por un Decreto del Poder Ejecutivo le permita ser el referente local del sistema con tareas de contralor, resolución (acotada al grado de autonomía otorgada) y representación suficientes como para ser la cara visible de Catamarca en esta materia, aprovechar al máximo y defender, en su caso, los beneficios de la ley en favor del desarrollo económico de la provincia.
El financiamiento de la estructura no sería otro que un arancel similar al que ya pagan los diferimientos impositivos y sin tener un fin de lucro debería rendir cuentas de sus erogaciones con balances y auditorias para el control de legalidad y mérito.
La planta funcional óptima (la más adecuada posible para lograr un cometido eficiente de gestión) debería ser designada en partes iguales por cada sector (público y privado o bien directamente por el PEP a propuesta de la ADEC). Para el caso de empleados públicos en actividad se debería prever un mecanismo de licencia especial sin goce de haberes durante el tiempo de su gestión.
Agrega que "también correspondería dictar un estatuto o reglamento de funcionamiento".
La idea de la especificidad y profesionalidad técnica en el marco promocional de la Ley 22.702 no es nueva, de alguna manera se la ha intentado hace algunos años a través del Consejo Asesor para el Desarrollo Económico, pero un organismo ad-hoc, sin poder de decisión ni representación, generalmente falla en la etapa de ejecución de buenos proyectos y culmina en simples asesoramientos no vinculantes.
Sin pretender agotar el debate en este breve comentario, que solo debería servir para disparar la discusión del tema, considero que ante la situación de déficit de estructura y la acotación temporal del régimen, asociado también a una etapa residual de cupos y beneficios, se dan las condiciones como para intentar agrupar todo el esquema promocional en un órgano administrativo (público o mixto) de tipo especial transitorio como el de una Unidad de Proyectos Especiales.
Esta unidad cuya dependencia de mando podría o no estar ligada al Ministerio de Producción, permitiría eximir a la estructura política del riesgo a la equivocación, el error o conflictos ideológicos, tan proclive en instancias de escasa, cuando no controvertida, bibliografía o, lo que es peor, al de atorar el dinamismo del desarrollo producto de la desconfianza o el temor mutuos.
"Catamarca posee de manera dispersa recursos humanos capacitados en sus diferentes ámbitos de actuación y perspectiva del tema, solamente falta agruparlos, ordenarlos del mismo modo que a los recursos económicos en una organización dinámica, pequeña y eficiente, bajo similares paradigmas que de alguna manera fomentaron a su tiempo la creación del Consejo Asesor para el Desarrollo Económico, o en una forma m`ás compleja y evolucionada la Agencia para el Desarrollo Económico de Catamarca".
A;ade que "la liberación de los temas conflictivos de la promoción, del ámbito de gestión política del Ministerio de Producción y Desarrollo, permitirá evitar los tiempos de toma de razón y excluir aspectos de controversia que exigen acción y reacción inmediatas dentro de los par·metros propios de oportunidad y mérito de una actividad sumamente compleja y dinámica frente a un universo, desnaturalizadamente, hostil.


(Se ha leido 255 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017