Buscar:

MENDOZA

Ya hay más de 20 candidatos que quieren ser sucesores de Jaque

El año electoral arranca con sobrepoblación de postulantes para suceder a Celso Jaque, pero sin líderes claros. En el peronismo, los funcionarios se lanzan para copar la opinión pública. El radicalismo parece dividirse en dos grupos. Y el PD navega en la indefinición.
(DIARIOC, 02/01/2011) Los partidos inician el año electoral con muchos candidatos pero sin líderes. La definición más sintética del estrés es bien criolla: vivir el presente preocupado por lo que va a pasar en el futuro y sin olvidar las frustraciones del pasado.

Pues bien, aunque comenzó el período de vacaciones, hay un grupo de más de 20 mendocinos que "descansa" con ese estrés a cuestas por lo que va a pasarles en octubre. Concretamente el 23 de ese mes, cuando los mendocinos elijan al nuevo gobernador.

Lo curioso es el número: no son dos o tres sino al menos 20 dirigentes de los tres principales partidos políticos que dicen sentirse en condiciones de gobernar la provincia. "Si son tantos es que no hay ninguno. El problema es la falta de liderazgos", se sinceró uno de ellos. La otra novedad es que al menos por ahora todas esas fuerzas políticas se encaminan a realizar elecciones internas para elegir sus candidatos.

Las realidades son distintas. El radicalismo se sentía ganador antes de la llegada. Tanto que se olvidó de terminar de ordenarse puertas adentro. El PJ tiene un panorama bastante claro: desde el Gobierno le abrieron las puertas a todos los pre candidatos como estrategia para copar la opinión pública e incentivar a los dirigentes a militar la gestión.

Desde la llamada Línea Mendoza también buscan fortalecer a Jaque como "elector" de su posible sucesor. Claro que no es tan sencillo, pues en realidad la decisión surgirá de la negociación con el gran elector real: Juan Carlos Mazzón, líder del sector azul.

El PD es el que más complicado está. El problema de los gansos es más profundo, pues está en búsqueda de su identidad: la confusión es tal que algunos buscan aliarse con el PJ Federal, otros con la UCR y otros con Macri. La languidez es tal que la disputa más atractiva no es por la gobernación, sino por quién se postulará como intendente de Luján.

El PJ disidente también tiene su catarata de candidatos. De hecho tiene más aspirantes al "sillón de San Martín" que afiliados, dicen con sorna sus detractores. Aunque varios de ellos ya han sido tentados para volver y dar pelea dentro del PJ oficial.

Todos quieren ser

La aparición repentina de muchos precandidatos dentro del Ejecutivo parece responder más a una estrategia que a un brote de ambiciones.

"El Gobernador nos dijo que recorriéramos la provincia, que mostráramos nuestro trabajo", repiten los anotados en la carrera por el PJ gobernante.

En la lista de partida están el sorprendente ministro de Producción Raúl Mercau, el ministro de Desarrollo Humano Carlos Ciurca, el secretario general de la Gobernación Alejandro Cazabán, el secretario de Ambiente Guillermo Carmona, el presidente de la Cámara de Diputados Jorge Tanús, la diputada nacional Patricia Fadel y el senador nacional Adolfo Bermejo, que por ahora parece ser el más mimado por los líderes azules.

Pero también hay otros que aunque no lo han dicho públicamente, no pierden las esperanzas tres ministros (Mario Adaro de Gobierno, Francisco Pérez de Obras y Carlos López Puelles de Escuelas) y el intendente de Las Heras, Rubén Miranda.

Los aliados de Jaque quieren fortalecer la idea de que el Gobernador será el "gran elector". Es decir que sea su dedo índice el que apunte y defina el postulante. Pero en realidad saben que ese fortalecimiento será sólo para negociar con más rigor frente a Juan Carlos Mazzón, el hombre más influyente del PJ local y quien, por ejemplo, construyó y sostuvo la candidatura de Jaque en 2007.

Igualmente, lo más probable es que, aunque haya acuerdo, se realizarán internas. El mismo Jaque sabe que aunque sea por una formalidad, sirven para posicionar a los candidatos, como ocurrió con él mismo hace cuatro años. El inicio del proceso será la semana post Vendimia y la fecha oscilaría entre mayo y principios de junio.

Juntos pero revueltos

Dentro de la UCR, algunos piensan con la cabeza fría y temen a volver a sufrir el "efecto soberbia" de 2007: creerse ganadores antes de tiempo, pelearse por los cargos internamente y quedarse con las manos vacías luego de la elección. Ahora, la zanahoria que parece jugarles en contra es el tremendo triunfo de junio de 2009, una fecha que parece más lejana que el año y medio real que pasó.

En la carrera por la gobernación, a poco de la vuelta al partido de los que se fueron hace cuatro años seducidos por la alianza de Julio Cobos con Néstor Kirchner, hay al menos seis candidatos, aunque algunos se suman a la pelea sólo para negociar luego otro cargo.

En carrera dicen estar el ex gobernador Roberto Iglesias: el intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo; el senador provincial Juan Carlos Jaliff; el intendente de Junín, Mario Abed; la senadora nacional Laura Montero y el intendente de Tunuyán, Eduardo Giner. Y en realidad ahora son siete, porque volvieron a aparecer las uñas de Víctor Fayad, intendente de Capital.

Hasta ahora las posiciones más fuertes son las de Iglesias y Cornejo. Los pro del ex gobernador son su buena imagen y el alto grado de concimiento. La contra, que su espacio tiene cero renovación: los mismos dirigentes que eran funcionarios en su gobierno, siguen ocupando espacios de privilegio.

Y los que en ese momento eran jóvenes, siguen estando como terceras y cuartas líneas. Cornejo tiene como pro haber construido poder y estructura interna dentro del radicalismo. La contra es que aún no puede dejar de lado su imagen de "operador" y tiene fuerte resistencia de otros líderes radicales.

Los radicales hicieron una cumbre y decidieron resolver todo con una interna el 15 de mayo, que podría adelantarse una semana. Luego hubo otra convocatoria entre los principales referentes para ultimar detalles. Pero no pudieron ponerse de acuerdo y la reunión fracasó. Y esto tal vez sirva para mostrar la gran carencia de liderazgo que hoy padece el partido.

A la deriva

El Partido Demócrata sigue en medio de una crisis profunda, donde no tiene claro ni su identidad. Como potenciales candidatos aparecen el senador Carlos Aguinaga, el intendente de San Carlos Jorge Difonso y el multicandidato y diputado nacional Omar De Marchi. Pero la pelea interna está en una etapa aún previa, pues esta agrupación no sabe aún con quien quiere aliarse.

Igualmente, en el PD son prolijos: aunque no tienen nada claro, fueron los primeros en definir sus internas.

La disputa más atractiva por ahora se registra no por la gobernación, sino por la intendencia de Luján, el último bastión ganso. El intendente Omar Parisi es el mejor aliado del oficialismo provincial, está enfrentado con gran parte del partido y hasta amenaza con dejar la política. Del otro lado está De Marchi, que por lo bajo amenaza con volver a su pago chico para quedarse con la intendencia.

El PJ disidente como tal tiene futuro incierto. La mesa que se armó en torno a ese sector tenía sobredosis de candidatos. Y de a poco cada uno comienza a tomar caminos distintos. Daniel Cassia ya empapeló la provincia con su cara de sheriff prometiendo mano dura, Simón Bestani hizo lo propio con una campaña en la vía pública para instalarse en el imaginario popular y ambos tienen puentes con el PJ oficial.

El vicegobernador Cristian Racconto parece no tener retorno posible al oficialismo y elabora en soledad su candidatura a diputado nacional con la chapa de duhaldista. Y por atrás aparece el empresario José Michelli, que también se mueve con el respaldo del ex presidente y aspira a la gobernación. Los partidos inician el año electoral con muchos candidatos pero sin líderes. La definición más sintética del estrés es bien criolla: vivir el presente preocupado por lo que va a pasar en el futuro y sin olvidar las frustraciones del pasado.

Pues bien, aunque comenzó el período de vacaciones, hay un grupo de más de 20 mendocinos que "descansa" con ese estrés a cuestas por lo que va a pasarles en octubre. Concretamente el 23 de ese mes, cuando los mendocinos elijan al nuevo gobernador.

Lo curioso es el número: no son dos o tres sino al menos 20 dirigentes de los tres principales partidos políticos que dicen sentirse en condiciones de gobernar la provincia. "Si son tantos es que no hay ninguno. El problema es la falta de liderazgos", se sinceró uno de ellos. La otra novedad es que al menos por ahora todas esas fuerzas políticas se encaminan a realizar elecciones internas para elegir sus candidatos.

Las realidades son distintas. El radicalismo se sentía ganador antes de la llegada. Tanto que se olvidó de terminar de ordenarse puertas adentro. El PJ tiene un panorama bastante claro: desde el Gobierno le abrieron las puertas a todos los pre candidatos como estrategia para copar la opinión pública e incentivar a los dirigentes a militar la gestión.

Desde la llamada Línea Mendoza también buscan fortalecer a Jaque como "elector" de su posible sucesor. Claro que no es tan sencillo, pues en realidad la decisión surgirá de la negociación con el gran elector real: Juan Carlos Mazzón, líder del sector azul.

El PD es el que más complicado está. El problema de los gansos es más profundo, pues está en búsqueda de su identidad: la confusión es tal que algunos buscan aliarse con el PJ Federal, otros con la UCR y otros con Macri. La languidez es tal que la disputa más atractiva no es por la gobernación, sino por quién se postulará como intendente de Luján.

El PJ disidente también tiene su catarata de candidatos. De hecho tiene más aspirantes al "sillón de San Martín" que afiliados, dicen con sorna sus detractores. Aunque varios de ellos ya han sido tentados para volver y dar pelea dentro del PJ oficial.

Todos quieren ser

La aparición repentina de muchos precandidatos dentro del Ejecutivo parece responder más a una estrategia que a un brote de ambiciones.

"El Gobernador nos dijo que recorriéramos la provincia, que mostráramos nuestro trabajo", repiten los anotados en la carrera por el PJ gobernante.

En la lista de partida están el sorprendente ministro de Producción Raúl Mercau, el ministro de Desarrollo Humano Carlos Ciurca, el secretario general de la Gobernación Alejandro Cazabán, el secretario de Ambiente Guillermo Carmona, el presidente de la Cámara de Diputados Jorge Tanús, la diputada nacional Patricia Fadel y el senador nacional Adolfo Bermejo, que por ahora parece ser el más mimado por los líderes azules.

Pero también hay otros que aunque no lo han dicho públicamente, no pierden las esperanzas tres ministros (Mario Adaro de Gobierno, Francisco Pérez de Obras y Carlos López Puelles de Escuelas) y el intendente de Las Heras, Rubén Miranda.

Los aliados de Jaque quieren fortalecer la idea de que el Gobernador será el "gran elector". Es decir que sea su dedo índice el que apunte y defina el postulante. Pero en realidad saben que ese fortalecimiento será sólo para negociar con más rigor frente a Juan Carlos Mazzón, el hombre más influyente del PJ local y quien, por ejemplo, construyó y sostuvo la candidatura de Jaque en 2007.

Igualmente, lo más probable es que, aunque haya acuerdo, se realizarán internas. El mismo Jaque sabe que aunque sea por una formalidad, sirven para posicionar a los candidatos, como ocurrió con él mismo hace cuatro años. El inicio del proceso será la semana post Vendimia y la fecha oscilaría entre mayo y principios de junio.

Juntos pero revueltos

Dentro de la UCR, algunos piensan con la cabeza fría y temen a volver a sufrir el "efecto soberbia" de 2007: creerse ganadores antes de tiempo, pelearse por los cargos internamente y quedarse con las manos vacías luego de la elección. Ahora, la zanahoria que parece jugarles en contra es el tremendo triunfo de junio de 2009, una fecha que parece más lejana que el año y medio real que pasó.

En la carrera por la gobernación, a poco de la vuelta al partido de los que se fueron hace cuatro años seducidos por la alianza de Julio Cobos con Néstor Kirchner, hay al menos seis candidatos, aunque algunos se suman a la pelea sólo para negociar luego otro cargo.

En carrera dicen estar el ex gobernador Roberto Iglesias: el intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo; el senador provincial Juan Carlos Jaliff; el intendente de Junín, Mario Abed; la senadora nacional Laura Montero y el intendente de Tunuyán, Eduardo Giner. Y en realidad ahora son siete, porque volvieron a aparecer las uñas de Víctor Fayad, intendente de Capital.

Hasta ahora las posiciones más fuertes son las de Iglesias y Cornejo. Los pro del ex gobernador son su buena imagen y el alto grado de concimiento. La contra, que su espacio tiene cero renovación: los mismos dirigentes que eran funcionarios en su gobierno, siguen ocupando espacios de privilegio.

Y los que en ese momento eran jóvenes, siguen estando como terceras y cuartas líneas. Cornejo tiene como pro haber construido poder y estructura interna dentro del radicalismo. La contra es que aún no puede dejar de lado su imagen de "operador" y tiene fuerte resistencia de otros líderes radicales.

Los radicales hicieron una cumbre y decidieron resolver todo con una interna el 15 de mayo, que podría adelantarse una semana. Luego hubo otra convocatoria entre los principales referentes para ultimar detalles. Pero no pudieron ponerse de acuerdo y la reunión fracasó. Y esto tal vez sirva para mostrar la gran carencia de liderazgo que hoy padece el partido.

A la deriva

El Partido Demócrata sigue en medio de una crisis profunda, donde no tiene claro ni su identidad. Como potenciales candidatos aparecen el senador Carlos Aguinaga, el intendente de San Carlos Jorge Difonso y el multicandidato y diputado nacional Omar De Marchi. Pero la pelea interna está en una etapa aún previa, pues esta agrupación no sabe aún con quien quiere aliarse.

Igualmente, en el PD son prolijos: aunque no tienen nada claro, fueron los primeros en definir sus internas.

La disputa más atractiva por ahora se registra no por la gobernación, sino por la intendencia de Luján, el último bastión ganso. El intendente Omar Parisi es el mejor aliado del oficialismo provincial, está enfrentado con gran parte del partido y hasta amenaza con dejar la política. Del otro lado está De Marchi, que por lo bajo amenaza con volver a su pago chico para quedarse con la intendencia.

El PJ disidente como tal tiene futuro incierto. La mesa que se armó en torno a ese sector tenía sobredosis de candidatos. Y de a poco cada uno comienza a tomar caminos distintos. Daniel Cassia ya empapeló la provincia con su cara de sheriff prometiendo mano dura, Simón Bestani hizo lo propio con una campaña en la vía pública para instalarse en el imaginario popular y ambos tienen puentes con el PJ oficial.

El vicegobernador Cristian Racconto parece no tener retorno posible al oficialismo y elabora en soledad su candidatura a diputado nacional con la chapa de duhaldista. Y por atrás aparece el empresario José Michelli, que también se mueve con el respaldo del ex presidente y aspira a la gobernación. (Los Andez on line)

(Se ha leido 118 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Más Noticias:

31-12-2015 "Hoy termina la guerra contra el periodismo"
28-12-2015 DECLARACIONES EN TWITTER | Aníbal Fernández: “Tienen que aparecer vivos los prófugos”
26-12-2015 Macri suspende sus vacaciones y viaja a Concordia
23-12-2015 Qué pasará con la Afsca y la Aftic tras la intervención
23-12-2015 En la residencia oficial de Villa Parque Chacabuco | La Gobernadora reunió a los 36 jefes municipales y los convocó a trabajar juntos y solidariamente
17-12-2015 El jefe de Gabinete advirtió que la oposición chaqueña "planea generar hechos de violencia"
17-12-2015 Carlos Tomada: "Este es el primer gobierno que hace retroceder el trabajo no registrado"
17-12-2015 Asunciòn de Concejales y eleccion de autoridades en el Concejo Deliberante de Los Altos
16-12-2015 Lucía puso en funciones a su nuevo Gabinete
16-12-2015 Patricia Saseta reasumió al frente de la Secretaría de Cultura
Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:

Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017