Buscar:

Foro de Belén

Turismo sustentable

Cuántas veces nos hacemos la pregunta de qué podemos hacer para mejorar las cosas?

Cuando parece que la mayoría de las vías de crecimiento están estancadas, agotadas, inhabilitadas por el propio de las inversiones que son necesarias para aplicarlas, surgen siempre- nuevas formas para superar los límites aparentes de la realidad.

¿Cuántas veces nos hacemos la pregunta de qué podemos hacer para mejorar las cosas?
Cuando parece que la mayoría de las vías de crecimiento están estancadas, agotadas, inhabilitadas por el propio de las inversiones que son necesarias para aplicarlas, surgen -siempre- nuevas formas para superar los límites aparentes de la realidad.
Pero esta no es una pregunta que solamente nos hayamos hechos los argentinos o los catamarqueños. Desde hace décadas se repite este cuestionamiento en los destinos turísticos de todo el mundo hasta habernos acercado a un presente en el que, paradójicamente, nuestro“atraso”es una ventaja diferencial y distintiva.
La noción de Turismo Sustentable no es una moda para redefinir antiguos y trillados supuestos, sino la solución ideal para regiones como la nuestra en las que los recursos naturales superan a los materiales, y en donde las personas conocen su nombre y apellido por la amistad y no por una tarjeta mecanografiada en la solapa.
¡qué significa turismo sustentable o sostenible o responsable?, tales son los sinónimos que se utilizan a menudo...
Básicamente representa la interrelación de tres aspectos:

(Triángulo)

Por un lado, la ECOLOGÍA. Este elemento refiere a los recursos naturales de un territorio, y en carácter general a la geografía que delimita a esa zona.
El siguiente pilar es la SOCIEDAD. Es decir, los actores sociales que viven en ese lugar y que tienen el poder o el derecho para, con su accionar, modificar o mejorar la situación y el perfil turístico del sitio.
La ECONOMÍA, en tanto, está directamente unida a las dos anteriores e implica el resultado productivo de su interdependencia.
En los últimos tiempos se ha agregado otro factor para completar los alcances teóricos del término "turismo sustentable": la POLÍTICA.
Mas la política no entendida como una intervención gubernamental impuesta o coercitiva, sino como“políticas”y estrategias consensuadas para el desarrollo equitativo, a largo plazo, de las comunidades implicadas en el proceso de puesta en valor turística.

Al mismo tiempo, existen cinco principios nucleares que guían al Desarrollo Turístico Sostenible:

1-Los recursos naturales, históricos, culturales y de otro tipo empleados por el turismo se conservan para su uso continuado en el futuro, reportando así -al mismo tiempo- beneficios para la sociedad actual. Este enfoque de desarrollo sostenible reviste especial importancia en el turismo, dado que este sector depende principalmente de las actividades y atracciones turísticas que guardan relación con el entorno natural y con el patrimonio cultural e histórico. Si estos recursos se degradan o destruyen, el turismo languidece. De hecho, la conservación de algunos de estos recursos puede con frecuencia verse favorecida gracias al desarrollo turístico. El mantenimiento de los aspectos deseables de las tradiciones culturales e identidades étnicas constituye un elemento importante de conservación del patrimonio cultural de una zona. La conservación de los recursos puede contribuir a que los residentes de un lugar adquieran mayor conciencia de su patrimonio y apoyen esta protección.

2-El desarrollo turístico se planifica y gestiona de forma que no cause serios problemas ambientales o socioculturales en la zona de turismo. El criterio ambiental en la planificación y los análisis de capacidad turística son técnicas importantes para evitar problemas socioculturales y ambientales derivados del turismo. La aplicación de tecnología ambientalmente amigable puede contribuir mucho a la reducción de los efectos adversos del desarrollo turístico.

3-La calidad ambiental global de la zona turística se mantiene y mejora donde sea necesario. La mayoría de los turistas desean visitar zonas atractivas, funcionales, limpias y no contaminadas. El turismo puede representar el incentivo y el medio para mantener y, donde sea necesario, mejorar la calidad ambiental de las zonas. Un alto nivel de calidad ambiental es también muy importante para el disfrute de los residentes locales. El turismo puede contribuir a que los residentes sean más conscientes de la calidad de su entorno y apoyen su mantenimiento y, si es necesario, su mejora.

4-Se mantiene un alto nivel de satisfacción turística permitiendo que los destinos retengan su comerciabilidad y prestigio. Si los turistas no están satisfechos, la zona no podrá retener su cuota de mercado y seguir siendo un destino viable. Los enclaves más antiguos, por ejemplo, requieren normalmente una revitalización periódica para mantener su actual sostenibilidad y sus objetivos de mercado.

5-Los beneficios del turismo se reparten ampliamente por toda la sociedad. El desarrollo turístico debe planificarse y gestionarse de forma que sus beneficios económicos se repartan tan ampliamente como sea posible por toda la comunidad del destino. Así, los beneficios se optimizarán y los residentes prestarán su apoyo al turismo local. Los proyectos turísticos de base comunitaria son una técnica importante para hacer llegar los beneficios a los residentes del área.

En 1992, en la Declaración de Río sobre Desarrollo y Medioambiente realizada por las Naciones Unidas se proclamó como principio fundamental:
“Los seres humanos están en el centro de las consideraciones referidas al desarrollo sustentable. Ellos tienen el derecho a una vida productiva y saludable en armonía con la naturaleza”

Cómo nace el concepto de turismo sustentable:
Turismo y Medio Ambiente

El viejo esquema de paquete turístico en el mundo era: avión, hotel, playa. Este sistema funciónó muy bien en los ochentas pero sírvanos de ejemplo lo que provocó este boom cuando hubo una falta de planificación en los lugares que lo vivieron. Aquellas zonas turísticas que recibieron repentinamente una afluencia masiva y se vieron obligadas a desarrollar descontroladamente una gran infraestructura y complejos servicios, descubrieron con los años las previsibles consecuencias: destrucción de ecosistemas, disminución de la cantidad y la calidad del agua, empobrecimiento y contaminación de los suelos, extinción de múltiples especies de la fauna, afectación severa de la flora. Depredación pesquera y contaminación del mar, así como la desintegración de actividades económicas tradicionales, aculturación, migración, fenómenos de crecimiento poblacional y urbano desordenado, falta de servicios públicos, entre otros.
Fue entonces el momento en que floreció un nuevo modus operandi en los turistas de los países avanzados. Cansados de ser tratados como ganado y de estar sujetos a las ofertas súper estandarizadas de los operadores turísticos que los obligaban a recorridos masivos por circuitos prefabricados, los viajeros se rebelaron y comenzaron a demandar lo que se convertiría en el llamado“turismo alternativo”
Esta nueva corriente turística es resultado de los cambios en los valores y hábitos de vida ocurridos en las poblaciones de los países desarrollados, que procuran mejorar su calidad de vida, mediante nuevas formas de utilización del tiempo libre en un ambiente puro.
Este público, con alto poder adquisitivo y más tiempo libre, permanentemente sometido a las tensiones y a la despersonalización de las metrópolis y la actividad industrial, comenzó a preocuparse seriamente por mejorar su calidad de vida exigiendo servicios turísticos en los que encuentren satisfacción a una diversidad de intereses, atención personalizada, destinos vacacionales naturales (exóticos) y un ambiente limpio.
Un simple dato indica la proyección de esta tendencia. Ya en 1994, uno de cada dos turistas alemanes consideraba la calidad ambiental como un elemento esencial en la decisión de su destino vacacional.
De acuerdo a los datos de la Organización Mundial de Turismo, el segmento turístico que experimenta actualmente el más acelerado crecimiento es el denominado turismo alternativo, es decir, el turismo que tiene como destino la naturaleza y que incluye todas aquellas prácticas turísticas conocidas como turismo especializado: turismo de aventura, científico, montañismo, campismo, buceo, safari fotográfico, canotaje, espeleología, ecoturismo, etc.
En Costa Rica ofertas tan particulares como el turismo de historia natural, de aventura tropical y de contemplación de aves silvestres representó un 75 por ciento de su turismo general, siendo la segunda fuente de divisas del país.
En Argentina, el turismo es considerado como un sector estratégico para el desarrollo económico nacional, en tanto captador de divisas, generador de empleos e impulsor del desarrollo regional. Su participación en el PBI es cada vez mayor, al punto de haberse convertido en el presente en una de las más activas políticas de estado.
Desde el punto de vista económico, el servicio de turismo constituye una actividad importante y digna de atención por empresarios y autoridades, a tal punto que desde la década de los noventa se habla del turismo Sustentable.
El turismo como fenómeno de desplazamiento de un lugar de residencia permanente a otro temporal no sólo es un movimiento de personas que implica transporte, alojamiento y alimentación, sino un fenómeno social complejo, con múltiples facetas que involucran la esfera de lo económico, lo social - cultural y lo ambiental.
La gran oportunidad que se abre para destinos como los que podemos ofrecer en Catamarca deriva de algo tan lejano como aprontado por la globalización: la enorme transformación social derivada de la crisis de civilización que asume, como rasgos distintivos, la resignificación del individualismo, el hedonismo y la vuelta a la naturaleza. En otras palabras, el rescate de lo individual y auténtico sobre lo material y la estandarización características de las sociedades contemporáneas.

Es justamente en ese contexto de cambios de hábito en gran parte como reacción a los problemas ambientales que deterioran drásticamente la calidad de vida de las poblaciones, que fueron apareciendo los grupos ecologistas portando con decisión las banderas de la protección de la naturaleza y promoviendo una transformación en las conciencias, antes ajenas a los remordimientos.
Esta tendencia en la sociedad posmoderna llevó a pensar, y a repensar, los métodos y acciones que eran utilizados anteriormente. Se empezaron a buscar nuevas formas de desarrollo que se adecuen por una parte a los requerimientos de transformación y aprovechamiento de la naturaleza y por la otra, a la necesidad de su conservación como condición para preservar la propia existencia humana. Es en este marco que se revaloriza el concepto de turismo sustentable.
Pero el paso de un modelo de desarrollo depredador y deteriorador a uno sustentable que mantenga la armonía con la naturaleza tiene, también, múltiples complicaciones. Implica modificar nuestra visión y relación con la naturaleza: esta no es sólo una fuente de materias primas sino además es el entorno necesario para la existencia humana. Implica un manejo racional de los recursos naturales pero también modificar la organización productiva y social que producen y reproducen la desigualdad y la pobreza, así como las prácticas productivas deterioradoras y la creación de nuevas relaciones sociales cuyo eje ya no sea la ganancia sino el bienestar humano.
El turismo está especialmente implicado en este proceso. Como actividad económica y práctica social se encuentra sujeto a esta nueva corriente que tiene como destino la naturaleza y que es la de mayor crecimiento a nivel mundial. Así, actualmente no sólo se habla de convertir al turismo en una actividad sustentable, sino que se hacen referencias al turismo ecológico, al turismo verde, al turismo naturaleza y al ecoturismo como concreción de la sustentabilidad.

Volvamos al triángulo del comienzo, (o un cuadrilátero si lo vemos como una lucha de fuerzas en busca de un equilibrio integrador!), para entender el papel de cada elemento en un turismo sustentable.

Ecología, Economía, Sociedad y Política son los cuatros factores a tomar en cuenta, de los cuales las acciones de la Sociedad y las Políticas que se apliquen no representan elementos dados o consecuencias de, sino actores y generadores activos que tienen grandes responsabilidades y un compromiso vital en el manejo feliz de sus propios recursos.
Este compromiso para el manejo adecuado de los recursos naturales no se limita a los beneficios que pueda reportar a la sociedad actual. Es una obligación que se proyecta en la conservación y administración racional para su uso continuado en el futuro.

La Organización Mundial de Turismo ha adoptado el enfoque sostenible para el turismo y aplica principios de desarrollo sostenible en todos sus estudios de planificación y desarrollo.
Y así es como lo define:

“El desarrollo sostenible atiende a las necesidades de los turistas actuales y de las regiones receptoras, y al mismo tiempo protege y fomenta las oportunidades para el futuro. Se concibe como una vía hacia la gestión de todos los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida”

Pero tal vez alcance con una definición mucho más simple y esclarecedora para comprender la profundidad de este fenómeno para el que debemos estar listos.

“La tierra no la heredamos de nuestros Padres, la tomamos prestada de nuestros hijos”


(Se ha leido 5950 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Más Noticias:

22-12-2015 Plan Belgrano | El ministro Chico se reunió con José Cano en Tucumán
04-12-2015 Encuentro provincias mineras del NEA
04-12-2015 Minería: Proveedores | Reunión Mesa de Sustitución y Homologación
03-12-2015 Minería: Universidad Nacional de San Juan | Escritura por donación de terrenos
30-11-2015 Cronograma “La Vaquita Social”
27-11-2015 JORNADA DE FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL | Apoyo a las asociaciones y cooperativas beneficiarias del PRODERI
23-11-2015 Minería: Calingasta | Exploración por cobre
19-11-2015 Minería: Jaramillo/Fitz Roy | En Don Nicolás, se inició un curso de capacitación sobre Fundamentos básicos de la minería
19-11-2015 Minería: Vulcanología | Avanza control de campo
18-11-2015 Recambio Varietal | Producción injertó 16 mil plantas de vid en el departamento Tinogasta
Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017