Buscar:

Cartas al Director

Reflexiòn

"Entonces Jesús los hizo llamar y dijo:“ dejen que los niños se acerquen a mí y no se lo impidan, porque el reino de Dios pertenece a los que son como ellos. Les aseguro que el que no recibe el Reino de Dios como un niño, no entrará en él" Lucas.18, 16-17.

“Entonces Jesús los hizo llamar y dijo:“ dejen que los niños se acerquen a mí y no se lo impidan, porque el reino de Dios pertenece a los que son como ellos. Les aseguro que el que no recibe el Reino de Dios como un niño, no entrará en él””      Lucas.18, 16-17.

 

Pensaba que La felicidad y la niñez en estos tiempos de globalización habían dejado de transitar juntos los caminos de la vida, amenazados por el desempleo, la desocupación y la pobreza de nuestra sociedad que excluye a sus ciudadanos de la utopía de bienestar en nombre del capitalismo a ultranza. Capitalismo que asienta sus estandartes de ganancias sin limites en cualquier lugar del mundo donde haya una necesidad de la que se pueda sacar un beneficio, inclusive poniendo en riesgo la vida de millones de personas que mueren por falta de agua potable, alimentación y atención medica.

Mi cambio de pensamiento se produjo una tarde al ver a un niño“pobre”exultante de felicidad tratando de remontar una bolsa de compras maltrecha con un piolín, cual barrilete que se resistía ha elevarse y surcar el cielo. Mientras corría el pequeño daba vuelo a su imaginación y su felicidad iba en aumento; en ese instante también me pareció ver volar en el cielo aquel barrilete hecho de sueños e ilusiones esa tarde de Agosto. Con cuán poco se puede ser feliz. La sabiduría en el modo de vivir de los niños liberados de deseos de poseer bienes materiales a cualquier costo, inclusive a costa del sufrimiento de sus semejantes, eso es lo que los hace tan especiales.

Lamentablemente con el paso del tiempo irán percibiendo a través de los medios de comunicación, el enriquecimiento de ciertos personajes de la política y los negocios que más que esforzarse por el bien común se afanan por mejorar su situación personal, despreocupándose y poniendo en riesgo la vida de miles de ciudadanos

Paradójicamente quienes tendrían que pensar en el futuro del país no lo hacen; piensan en su presente y no alcanzan a dimensionar el continente de pobres e indigentes que sus políticas no de estado sino de egoísmo han contribuido a generar.

El hecho de no verse a si mismos como habitantes de una isla asediada por el crimen y la delincuencia (el ejemplo de los countries en la ciudad de Buenos Aires es una muestra patética de esto), les impide cambiar de rumbo y considerar al bien común como única vía posible para crecer como seres humanos y evitar retroceder hacia la edad de piedra.

El cambio de rumbo ineludiblemente debe pasar por la atención integral del niño, su salud, alimentación y educación como forma de concebir un futuro digno para los hombres y mujeres del mañana.

Talvez el secreto esté en aprender del niño del barrilete, que vive cada momento sin la necesidad de grandes cosas materiales tal como nos pretende imponer la sociedad de consumo, pero vive con la intensidad propuesta por aquella antigua frase en latín“Carpe Diem”, que quizás nunca llegue a sus oídos, sino recibe educación.

 

                                                                  

JAIME ALEJANDRO CASTRO

D.N.I. 22.751.425


(Se ha leido 139 veces.)

Se permite la reproducción de esta noticia, citando la fuente http://www.diarioc.com.ar

Compartir en Facebook

Titulares de DiarioC en su email
Ingrese su Email:
Las cartas al director deben ser enviadas a Rojas 237, firmadas por el autor y acompañadas de fotocopia de DNI.
Sitemap | Cartas al Director | Turismo Catamarca | Contacto | Tel. (03833) 15 697034 | www.diarioc.com.ar 2002-2017